Guanakolandia's Blog

¡No solo de pan vive el hombre! (Primera Parte)

Posted on: enero 13, 2010


Esta frase fue acuñada en la Sagrada Biblia así:

En pleno desierto, el diablo tentó a Jesús haciéndole una mala propuesta: “Si eres el Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan”. Y Jesús le respondió: “Está escrito: ‘No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios’” (Mt. 4,3-4)

Debido a que la palabra de Dios se considera en si misma como revelación (no como historia ni tampoco como documento probatorio de los hechos ahí narrados ni tampoco como instrumento de desciframiento de situaciones antropológicas) la lectura de los hechos ahí descritos crea en sus receptores/lectores una profunda huella que incinera nuestro ser de una forma u otra, enerbando nuestros sentidos y nuestro corazón, situación que generalmente nos motiva a la reflexión sobre el contenido del mensaje y del que muchas veces, con afanes bastante profanos, osamos extrapolarnos y usufructuarnos dándole los más convenientes matices de interpretación propia para justificar el establecimiento de organizaciones, iglesias, movimientos, revoluciones, legislación, normas éticas y morales, cánones y dogmas que muchas veces (por cierto la mayoría de las veces) se contraponen a la enseñanza misma que se pretendía interpretar de los textos sagrados.

Una de las grandes incógnitas del género humano es la “interpretación personal de los hechos Bíblicos” o sea, leer e interpretar la Biblia de conformidad a nuestra reducida escala de valores o la medida las proyecciones de crecimiento de nuestras cuentas bancarias e inversiones, casualmente nos trae a una reflexión escatológica muy importante que llegó a establecer el actual Obispo de Roma, su Santidad Benedicto XVI, quien en uno de sus más impactantes discursos, tan solo un día antes de ser nombrado Papa, en el fragmento de su homilía dijo lo siguiente:
De la transformación del mundo en la comunión con el Señor.

(MISA “PRO ELIGENDO PONTIFICE” HOMILÍA DEL CARDENAL JOSEPH RATZINGER DECANO DEL COLEGIO CARDENALICIO (Lunes 18 de abril de 2005)

Detengámonos sólo en dos puntos. El primero es el camino hacia «la madurez de Cristo»; así dice, simplificando un poco, el texto italiano. Según el texto griego, deberíamos hablar más precisamente de la «medida de la plenitud de Cristo», a la que estamos llamados a llegar para ser realmente adultos en la fe. No deberíamos seguir siendo niños en la fe, menores de edad. ¿En qué consiste ser niños en la fe? San Pablo responde: significa ser «llevados a la deriva y zarandeados por cualquier viento de doctrina…» (Ef 4, 14). ¡Una descripción muy actual!

¡Cuántos vientos de doctrina hemos conocido durante estos últimos decenios!, ¡cuántas corrientes ideológicas!, ¡cuántas modas de pensamiento!… La pequeña barca del pensamiento de muchos cristianos ha sido zarandeada a menudo por estas olas, llevada de un extremo al otro: del marxismo al liberalismo, hasta el libertinaje; del colectivismo al individualismo radical; del ateísmo a un vago misticismo religioso; del agnosticismo al sincretismo, etc. Cada día nacen nuevas sectas y se realiza lo que dice san Pablo sobre el engaño de los hombres, sobre la astucia que tiende a inducir a error (cf. Ef 4, 14). A quien tiene una fe clara, según el Credo de la Iglesia, a menudo se le aplica la etiqueta de fundamentalismo. Mientras que el relativismo, es decir, dejarse «llevar a la deriva por cualquier viento de doctrina», parece ser la única actitud adecuada en los tiempos actuales. Se va constituyendo una dictadura del relativismo que no reconoce nada como definitivo y que deja como última medida sólo el propio yo y sus antojos.

Por eso hace sentido escuchar lo siguiente:

Mateo 7 (La Biblia de las Américas) “La oración recibirá respuesta”

7Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. 8Porque todo el que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. 9¿O qué hombre hay entre vosotros que si su hijo le pide pan, le dará una piedra, 10o si le pide un pescado, le dará una serpiente? 11Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará cosas buenas a los que le piden? 12Por eso, todo cuanto queráis que os hagan los hombres, así también haced vosotros con ellos, porque esta es la ley y los profetas.

Entonces … ¿Cuál es el permanente afán de “tener cosas”?

No debemos estigmatizar la frase ¡No solo de pan vive el hombre! como una lucha permanente en la vida por tener cada día más. ¡No!

Esta frase está bastante alejada de los postulados de la teoría neoliberal del consumo.

Jesucristo no quiso decir que debíamos vivir en permanente régimen de “adquirir cosas a diestra y siniestra”. Jesús jamás patrocinó el consumo, ni la avaricia, ni el pecado, ni los abusos, ni la explotación, ni mucho menos un sistema económico basado en la esclavitud de tener cosas.

Es acá donde entra en juego la elucubración macabra de dogmas sui generis e interpretaciones bastante aberradas de los patrocinadores de la “globalización”, del “neoliberalismo” y del “consumo” y del “relativismo” que genera slogans como:

  • “Hasta Jesús tenía sus cosas y trabajaba para tenerlas y no se escucha a nadie decir que regalaba todas sus cosas s los pobres”
  • “No es malo tener cosas, hasta Jesús tenía las propias”
  • “Yo no soy malo ni explotador, por el contrario, soy fuente de empleo para todos mis trabajadores” aunque sea un negrero explotador y pague una miseria a sus empleados.
  • “No se puede combatir la pobreza regalándole cosa a la gente. No alcanzaría todo el oro del planeta, eso es responsabilidad del gobierno”
  • “Todo lo que yo tengo me ha costado y no he matado a nadie para tenerlo”
  • “La gente cree que uno tiene las cosas así nomás, lo que pasa es que Dios me ha bendecido y yo tengo derecho a disfrutar las cosa que el me ha dado”, etc.

No hay cosas más alejadas de la realidad que las interpretaciones personales de la realidad y la s conclusiones a priori, pseudos literales, que se puedan efectuar sobre las lecturas sagradas.

Por siglos los entendidos y estudiosos de la conducta humana y los que se han dedicado al estudio de la palabra de Dios en el curso de la historia han llegado a establecer como “interpretaciones válidas y comprobadas” algunos mensajes Bíblicos y han arrivado a las más controvertidas conclusiones en contra de este sistema de vida esclavizante y aberrante. Los filósosfo, amantes de la verdad, han antepuesto a la persona humana sobre las cosas y la verdad sobre cualquier sistema político que margine y esclavice al hombre.

Jesús mismo decía en (Lucas 12:22-34)

“…No os preocupéis por vuestra vida, qué comeréis; ni por vuestro cuerpo, qué vestiréis. Porque la vida es más que el alimento, y el cuerpo más que la ropa. Considerad los cuervos, que ni siembran ni siegan; no tienen bodega ni granero, y sin embargo, Dios los alimenta; ¡cuánto más valéis vosotros que las aves!… Considerad los lirios, cómo crecen; no trabajan ni hilan; pero os digo que ni Salomón en toda su gloria se vistió como uno de éstos. …No busquéis qué habéis de comer, ni qué habéis de beber, y no estéis preocupados (por todo esto). Porque las gentes del mundo buscan ansiosamente todas estas cosas; pero vuestro Padre sabe que necesitáis estas cosas. Mas buscad el Reino de Dios, y estas cosas os serán añadidas. ¡No temas, rebaño pequeño! …Haceos con un tesoro en los Cielos que no se agota, donde no se acerca ningún ladrón… Porque donde esté vuestro tesoro, allí también estará vuestro corazón”

Acá se puede establecer claramente la diferenciación entre lo sacro y lo mundano. Se abren dos corrientes de pensamiento completamente opuestas entre si, una que busca la elevación del alma y la otra que propugna el yo, el libertinaje, la corrupción, los placeres, el bouyerismo, el narcisismo, la vanidad, el poder y la gloria efímera.

Nota: El voyeurismo es una conducta caracterizada por la contemplación de personas desnudas o realizando algún tipo de actividad sexual con el objetivo de conseguir una excitación sexual (delectación voyeurista). La actividad del voyeurista no implica ninguna actividad sexual posterior

Veamos pues la definición de consumismo según la Wikipedia:

El Consumismo puede referirse tanto a la acumulación, compra o consumo de bienes y servicios considerados no esenciales, como al sistema político y económico que promueve la adquisición competitiva de riqueza como signo de status y prestigio dentro de un grupo social. El consumo a gran escala en la sociedad contemporánea compromete seriamente los recursos naturales y el equilibrio ecológico.

El consumismo, entendido como adquisición o compra desaforada, idealiza sus efectos y consecuencias asociando su práctica con la obtención de la satisfacción personal e incluso de la felicidad personal”

¿Que ironía, no? Jesús propugna que la salvación le pertenece al pobre y no al rico.

Que es más fácil pasar un camello por el agujero de una aguja que un rico entre al reino de los cielos:

Esta expresión aparece 3 veces en una afirmación parabólica que Jesús usó para ilustrar gráficamente que “difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos” Mt. 19:23, 24; Mr. 10:23-25; Lc. 18:24, 25). Para una interpretación correcta de esta figura es necesario notar que Jesús está hablando de imposibilidades humanas (Mt. 19:26; Mr. 10:27; Lc. 18:27). Por tanto, nada segana con elaborar una explicación que intente presentar como posible lo que Jesús señala como imposible. Esta ilustración habría sido un proverbio corriente en esa época, empleado para transmitir la idea de una imposibilidad. El Corán, escrito en el s VII d.C., se refiere a los malvados que encuentran que las puertas del cielo están cerradas “hasta que un camello pase por el ojo de una aguja”. Se admite que el Corán pudo haber tomado esta figura de lenguaje del NT; sin embargo, está presente la misma idea de imposibilidad que la señalada en los pasajes del NT.

Algunos han sugerido que la expresión “ojo de una aguja” se refiere a una de las tantas pequeñas entradas para peatones que se encuentran en las puertas de algunas ciudades orientales amuralladas. Se ha sugerido que un camello sin su carga podría pasar, con gran esfuerzo, a través de esa abertura. Esta explicación implicaría que Jesús hablaba de las dificultades, no de la imposibilidad, pero esta inferencia no está en armonía con todo el contexto. Además, no encuentra justificación en el lenguaje o las tradiciones de las tierras bíblicas. Mateo y Marcos usan la palabra para una aguja corriente de coser o de bordar (rhafís), mientras que Lucas, el médico, emplea un término médico (belóne), la aguja de las operaciones quirúrgicas. La palabra traducida como “ojo” (gr. trema) significa sencillamente un agujero, una perforación, y en estos pasajes, se refiere al pequeño ojo de una aguja por la que se hace pasar el hilo.

Otros procuran disminuir la aparente incongruencia de la figura llamando la atención al hecho de que unos pocos manuscritos bizantinos tienen kámilon (“soga” o “cable de un barco”) en lugar de kám’los (“camello” o “dromedario”). Pero la evidencia en favor de kámilon es tan leve, que evidentemente es difícil que merezca consideración seria. Parece claro que lo que Jesús estaba tratando de decir, ante el concepto popular de que las riquezas son una señal del favor divino, es que así como un camello no puede pasar a través del ojo de una aguja literal, tampoco un hombre que confía en sus riquezas, en vez de confiar en Dios, puede entrar en el reino de Dios. Sin embargo, Jesús no está diciendo que es totalmente imposible para un rico salvarse, pues se apresura a añadir que para el hombre que confía en el Señor “todo es posible” (Mt. 19:26).

El día del Juicio Final

Salvador Gómez decía en una de sus prédicas que habemos muchos que estamos esperando la venida del Redentor en el día del Juicio Final e interpretamos los fenómenos actuales como muestras evidentes que se avecina el cataclismo final y la destrucción de la raza humana de la forma que hasta ahora conocemos.

 Nos alarmamos con las profecías de Nostradamus, nos acelera el pulso leer en el Nacional Geographic y en el History Channel todos esos documentales sobre el calentamiento global, rezamos cada vez que hay un cataclismo mundial o un tsunami o un terremoto o una inundación o un huracán o cualquier otra cosa que cause destrucción y miseria.

 Por supuesto que no nos perdemos en el cine las proféticas películas del día del juicio final y el desciframiento del fin del mundo de conformidad al calendario Maya en el 2012.

 Decía Salvador Gómez que somos demasiado prepotentes en nuestro andar por el mundo y que el día del juicio final nos llegaré a todos y cada uno de nosotros, de forma paulatina, el día que tengamos que entregar nuestra alma al creador.

Conclusión preliminar de esta primera entrega

¿Cómo debemos hacer frente entonces al entorno de vida mundana que nos rodea?

¿Debemos practicar el ostracismo y pretender que el mundo no está ahí?

¿Debemos ser como los religiosos Mennonitas o los Hamish y vivir apartados del mundo?

¿Cómo educar a nuestros hijos y con que valores cimentarles su vida: con la Tv. o con una vida ejemplar digna de la que nosotros mismos seamos modelos?

¿Es malo ganarse el pan honradamente y darnos de vez en cuando un gustito?

¿Cómo practicar la caridad?

¿Hacemos obras de ayuda a los más desprotegidos, visitamos al enfermo y al encarcelado, ayudamos y colaboramos con nuestra familia y con nuestros vecinos?

¿Somos ejemplo de vida para nuestros hijos?

¿Practicamos una vida saludable digna, limpia, comprometida con los demás?

¿Qué valores ejemplificamos en nuestras vidas?

¿Pasaremos a la historia como un número más, sin que nuestra vida haya significado algo para alguien?

¿Seremos parte de ese grueso, de esa inmensa mayoría de personas que deambularon por este mundo y que no dejaron siquiera un mínimo legado de su existencia?

¿Somos parte del círculos de los 99 o queremos ser parte de el?

Nota: Sobre esto estaremos hablando en entregas posteriores.

About these ads

2 comentarios to "¡No solo de pan vive el hombre! (Primera Parte)"

Es muy interesante el punto de vista vertido en tu artículo. Definitivamente somos parte de un sistema mezquino y corrupto dónde los valores y principios no prevalecen sino un mercantilismo craso que ha llevado al ser humano al deterioro situación actual. Dar gracias a Dios y pedir entendimiento para tratar como seres humanos imperfectos seguir sus principios estoy totalmente de acuerdo que es la base. Espero las siguientes entregas de tan interesante tema.

Don Guana mire que bonita frase biblica pone usted si que es muy cierto que por andar consiguiendo cosas materiales nos olvidamos de los mas importante que es: “Ser personas espirituales y buenas”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Visitantes al blog ... hasta ahora

  • 306,936 ... y seguimos contando
The Big Day15/02/14
The big day is here.

Follow me on Twitter

Follow Guanakolandia's Blog on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 34 seguidores

Páginas

enero 2010
L M X J V S D
« dic   feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 34 seguidores

%d personas les gusta esto: