Guanakolandia's Blog

Kanamara Matsuri – El Festival Japonés del Pene

Posted on: julio 9, 2010


Kanamara Matsuri
El Festival Japonés del Pene

Antes de pasar a transcribir algunos comentarios interesantes sobre este festival, voy a permitirme hacer una breve reflexión de lo que significa el atrevimiento de publicar este tipo de manifestaciones culturales en mi blog, y es que cuando se vive en una cultura que se rige primordialmente por “el que dirán” y los “falsos dogmas” parecería que es un verdadero atrevimiento contra las buena costumbres el publicar algo así.

Sin embargo, al autor le parece que debemos dejar atrás nuestras alienaciones y dar a conocer otras manifestaciones que sobre la vida nos ofrecen otras culturas milenarias y que bajo su perspectiva se han liberado ya de muchos tabúes y mitos decadentes.

Debemos pues poner más atención a lo que dejaos ingresar a nuestra vida, especialmente a través de un medio tan alienado como lo es la televisión en las que hasta en los comerciales vemos gente desnuda, a horas no aptas para menores; mucho menos vayamos a comentar lo que se mira en MTV, en E!, en el Playboy Channel y otro montón de subculturas televisivas prostituidas con un mal entendido sentido del placer y del sexo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Transcribo pues a continuación algunos párrafos interesantes de otros blogs sobre esta CULTURA milenaria.

El Kanamara Matsuri (Festival of the Steel Phallus o algo así como Festival del pene) es el festival sintoísta de la fertilidad  que se realiza anualmente en la ciudad de Kawasaki. La fecha exacta de este evento es el primer domingo de abril.

El kamakura matsuri se centra en venerar al pene, siendo muy popular entre las prostitutas que rezan por la protección contra las enfermedades de transmisión sexual. También se dice que hay protección divina en los negocios, matrimonios y en la armonía de la pareja.

También hay una leyenda de un demonio con dientes afilados, que se escondió en el interior de la vagina de una joven y castro a dos hombres en la noche de su boda hasta que un herrero consiguió romperle los dientes al demonio con un pene de hierro, lo que llevo a la consagración del pene. El misticismo y lo simbólico narran la historia y la hacen leyenda. Este pene se trasmuta en el pene de ciprés que se guarda en el santuario Tagata Shinto, el cual mide 2.50 metros de alto y pesa nada menos que 280 kilogramos.

Este festival también recoge dinero para la lucha contra el VIH.

Se celebra el Hōnen Matsuri o Kanamara Festival, un festival shintoista dedicado a la fertilidad y en el que se sacan a pasear en procesión además de otros muchos actos, penes gigantes por todo el pueblo o pueblos ya que se celebra en varias poblaciones de Japón.

Evidentemente, no lo hacen en todos los pueblos del país del sol naciente, y no todos en la misma fecha. Por ejemplo, es muy típico el que se hace en la ciudad de Komaki, en el templo de Tagata Shinto.

Normalmente, se dice que los falos deben transportarlos hombres de alrededor de 42 años (los penes más grandes) o mujeres de unos 36 (los más pequeños), porque son edades, según los japoneses, críticas tanto sexualmente como personalmente, y es su manera de pedir buena suerte para todos los contratiempos de ese tipo que aparezcan (los hombres normalmente piden virilidad y las mujeres fecundidad).

Se ponen ese día a la venta todo tipo de productos relacionados (o para ser más claros con forma de pene) y típicos para la fiesta, dulces en forma de pene, camisetas, piruletas, suvenires, y también estas curiosas salchichas.

Pero además de lo simbólico, el Festival del Pene de Japón es una verdadera fiesta. Las calles se llenan de turistas y lugareños que festejan con algarabía el culto al falo, y los hoteles colocan su cartel de “no hay lugares” dando cuenta de la importancia turística del festival.

El Matsuri Kanamara, se celebra durante la primera semana de abril, en Kawasaki, Japón. El evento concluye el primer domingo de abril, que este año coincidió irónicamente con la fiesta cristiana de la Pascua. Así que mientras muchos occidentales festejaron comiendo huevos de chocolate, los japoneses desfilaron por la ciudad con un pene gigante.

El festival, que se celebra desde el 1600.

Esto llevó a la gente sintoísta a una forma de espiritualidad practicada por más del 90% de los ciudadanos de Japón para construir un santuario al pene gigante, que las prostitutas suelen visitar en busca de protección contra las ETS. A su debido tiempo, el santuario se convirtió en portátil y por lo tanto el festival fue llevado a las calles.

Además el festival ha conseguido un mayor atractivo internacional, ya que muchos turistas tienden a asistir. En general, los festivales tradicionales japoneses no son muy accesibles a los extranjeros, pero ésta es diferente.

Muchos turistas, incluso encuentran el festival bastante impresionante, ya que es toda una hazaña liberal el hecho de transportar un pene a través de la calle principal de un país asiático.

Mientras tanto, los festivales son una manera de proporcionar una inyección económica a los pueblos que se realizan, ya que muchos turistas van a visitar este tipo de festivales. En un pueblo vecino, está el festival de la vagina que se celebra el domingo antes de eso. El Hime-no-miya (festival de la vagina) los padres visten a sus hijos de manera especial y celebran con sake, cerveza y aperitivos en abundancia la fiesta. Por la mañana, los niños llevan una pequeña vagina al santuario Ogata. Más tarde, unos 40 hombres adultos llevan en procesión una vagina enorme hacia el templo principal de la ciudad, seguidos por dos vaginas más pequeñas.

Al final del día bolas de mochi (de color rosa y blanco) son lanzadas a la multitud.

Al día siguiente el festival del pene llamó a más turistas extranjeros que japoneses (unos 100.000), según la dirección del festival. El evento principal es el desfile de un pene de dos metros por seis y medio de largo cortado de un ciprés japonés. Los equipos de los hombres que llevan el pene, se detienen para hacerlo girar un par de veces en medio de gritos, aplausos y empujones.

“La gente viene aquí cuando quieren tener un bebé”, dijo un voluntario del festival. “Si funciona, tienen que volver el próximo año para agradecer a los dioses”.

En China, prohíben o tienen intención de censurar aquellas expresiones eróticas, como veíamos semanas atrás en relación a un parque temático sexual, en cambio Japón, da muestras de ser una sociedad más abierta en estos temas, a punto tal que en la ciudad japonesa de Kawasaki, los primeros domingos de abril de cada año, celebran el ya tradicional para ellos, “Festival del Pene”. Sí, oyeron bien, parece ser que los japoneses, año tras año, le rinden culto al miembro viril, organizando un evento con bombos y platillos.

Del Kanamara Matsuri (Festival del Pene), participan tanto mayores como niños, es que para ellos es algo tan natural que no sienten prejuicios en relación al órgano sexual masculino.

Todo en el festival, es alegórico al miembro masculino Claro que en este evento, no se ve ninguna manifestación sexual, ya que sólo consiste en rendirle culto al pene, como una especie de dios.

Por útimo agrego:

Es tan bajo nuestro grado de subcultura alrededor del pene que en nuestra cultura nos castigamos consuetudinariamente a nosotros mismos o nos sentimos inferiores hacia nuestros semejantes porque  nos han hecho entender o sabe que “tenerlo pequeñito” es símbolo de poca potencia o virilidad, que no eres lo suficientemente hombre.

Por supuesto que nadie te explica la medida de comparación y si te dejas llevar por las apariencias crees que el individuo que se hace llamar “el burro” es porque tiene un portento de pene en relación al tuyo.

También se cree que el tamaño del miembro viril erecto o sin erección es símbolo de atracción para las mujeres y que les garantizar­a el placer.

Nadie te explica lo que siente y necesita una mujer para quedar satisfecha … y que obviamente nada tiene que ver con el tamaño del pene.

Por supuesto que hay quienes se mofan y te hieren por el tamaño de tu falo.  Y hasta hay chistes en la cultura popular en que te preguntan:

¿Tiene importancia para ti el tamaño del pene? A lo que si tu respondes que “no” entonces te replican:

“Otro que la tiene pequeña”

1 Response to "Kanamara Matsuri – El Festival Japonés del Pene"

[…] leyenda cuenta que un demonio con dientes afilados se ocultó en el interior de la vagina de una mujer, lo […]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Visitantes al blog ... hasta ahora

  • 373,147 ... y seguimos contando
The Big Day15/02/14
The big day is here.

Follow me on Twitter

Follow Guanakolandia's Blog on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 38 seguidores

Páginas

julio 2010
L M X J V S D
« jun   ago »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 38 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: