Etiquetas

, , , , , , , , ,


¿Quien dice la verdad: Saca o Funes? ¿Qué tan quebrado o en bancarrota ha dejado el país la administración Saca? ¿De verdad hay un hueco de más de dos mil millones de dólares?

El pueblo sabe que la “charlatanería” fue el arma “opiácea” adormecedora que utilizó Saca y su gabinete de gobierno y la camada de sinvergüenzas corruptos que había dentro y alrededor de ellos para aletargar por la vía mediática y de un falso carisma a una nación que no solo requiere cambios estructurales para sobrevivir sino que debe también cambios dramáticos para reaccionar ante el impacto de la crisis internacional y sobre todo ante la crisis que se vive a diario en cada hogar de las clases menos privilegiadas, llámeseles pobres y clase media.

Debemos luchar diariamente para ver como se le hace frente a la coyuntura de “enjaranamiento” y otras rutas alternativas de obtención desesperada de ingresos, a la que se debe de acudir para poder paliar el efecto del encarecimiento de los productos y servicios y el pago de tasas indiscriminadas de explotación financiera comandadas por la banca, tarjetas de crédito y otro sin número de empresas dedicadas al timo y a la usura.

Por supuesto que algunos optan por la alternativa de lanzarse a la clandestinidad y al crimen para obtener fácilmente lo que otros logran a costa del sudor de su frente.

Debe entenderse que el la mente retorcida de los analistas políticos y económicos del partido Arena y sus estructuras oligárquicas optaron por el “enajenamiento” de promover y defender un malentendido libre mercado proteccionista neoliberaloide.

“Hay que dejar que la olla rebalse para que el derramamiento de riqueza llegue a las clases populares” era el axioma pajístico que le dieron a la gente por 20 años, ¡y la gente se lo creyó!

Suponían que el rol del estado era proteger a los grupos de poder (Poma, Regalado, Cristiani, Simán, Krietze, Salaverría, Callejas, etc., etc., etc. ) y sus inversiones en condominios, centros comerciales, ingenios, banca, industria farmacéutica, hoteles, empresas de provisión de servicios de comida, limpieza, lavandería a hospitales, cárceles, empresas del estado y autónomas, explotación de café, supermercados, y muchísimas más.

Todo lo anterior ante la mirada impávida de un pueblo que al darse cuenta de la gran estafa optó por la alternativa del cambio, pues la tal teoría del rebalse demostró con creces que con este sistema oprobioso las grandes mayorías mueren de hambre y que no obtiene ni un pinche mendrugo a cambio de su trabajo y esfuerzo honesto.

Claro, los guanacos somos vergonzosamente irresponsables, malinchistas y olvidados, porque hemos obviado ver y enfrentar estas situaciones y toda esta desventura que vivimos y a cambio hemos coronado y premiado a sujetos sumamente irresponsables, populistas e incapaces y hemos otorgado nuestro voto al partido Arena, que no solo ha demostrado ser ineficiente e incapaz sino que preponderantemente corrupto y esclavo de lo que alguna vez tuvo a bien llamar Kirio Waldo Salgado como “argollas de poder” y también lo denunciaron tantos otros pseudo analistas políticos y económicos que conocieron desde adentro todas las desventuras y corrupción que se vivía en el corazón del putrefacto partido, como por ejemplo Juan Héctor Vidal, Eduardo Samayoa, Roberto Rubio y muy especialmente os íconos del pensamiento ultra derechista como lo son Alfredo Mena Lagos y Mario Acosta Oertel.

Pero, ¿Qué se puede esperar de una carroña social de diputados y funcionarios mercantilistas que se usufructúan de la carroña subyacente debajo del circo político (y de las comunicaciones masivas) que avalan sin sentido y con denuedo las acciones de gobiernos a todas luces incompetentes y nefastos por la mal entendida filosofía que se debía proteger de la izquierda comunista nuestro “sistema de libertades”, y ahí le menciona a Beltrán Bonilla, Marvín Galeas, Nelson Zárate, Kirio Waldo Salgado, Claudia de Rosa, la ANEP, FUSADES, etc.

¿Cuáles libertades?

Es que es un verdadero escándalo que no hayan medicinas en los hospitales y que a menos de una semana para el traspaso de gobierno al FMLN aún se vean anuncios del Presidente Saca diciendo lo bien que ha hecho las cosas y que ha trabajado con sentido humano, bla, bla, bla, …, bla

¡El presidente Saca se hubiera comprado una brújula para ver si así encontraba el sentido!

En buen castellano podemos decir que la administración Saca anduvo mas perdida que Adán en el día de la madre.