(Tomado del documento  PERSPECTIVAS DE LA ECONOMÍA MUNDIAL, Abril 2010, Reequilibrar el crecimiento, Fondo Monetario Internacional)

Nota del bloger: El contenido del documento se presenta íntegramente para su lectura. 
 

Los contenidos y propiedad intelectual son responsabilidad y patrimonio de dicha institución.

Por otra parte, el análisis particular y las conclusiones que usted pueda sacar del mismo le pertenecerán exclusivamente e cada uno de ustedes, pero más allá de todo eso, que le sirva de elemento para crear sus propios criterios de lo que según las grandes corporaciones internacionales, representadas por un banco que a quien menos representa es a usted o a mi o a sus seres queridos, son sus necesidades, sus expectativas y en general … su vida misma.

 
Y es que no hay que olvidar que son estos institutos los que dictan las políticas de los gobiernos, que se benefician de sus financiamiento, así que es bueno que se conozca de antemano cual es el destino de nuestros países en función de lo que nuestros mandatarios y diputados asumen como compromiso ineludible con ellos y que representan la triste realidad que deberán enfrentar nuestros hijos, nuestros nietos y muchas otras generaciones venideras que tendrán que pagar el precio de un absurdo endeudamiento que se ha salido de los límites del más elemental raciocinio y que únicamente sirve para continuar fomentando el estilo de vida y status quo de los grandes grupos de poder, de los oligopolios y más tristemente … de nuestra corrupta clase política.

 
La lectura por supuesto es intensa y requiere que usted le preste bastante atención y dedicación.Son más de 200 páginas y … bastante difíciles de entender.


PERO TRATEMOS AL MENOS DE ENTENDER LA REALIDAD DE ESTE MUNDO ANTES DE IR A REGALAR NUESTRO VOTO AL “MENOS PEOR” DE LOS INSTITUTOS POLITICOS SALVADOREÑOS … que por cierto … solo se acuerdan del electorado durante la campaña electoral.

Trate usted pues de entender un poco la realidad y la vida antes de presentarse como borrego a quienes usted cree que le van a resolver su ya paupérrima condición económica y que falazmente le hayan hecho llegar a creer que generan más empleo, mejores fuentes de trabajo, mejores condiciones de vida, disminución de los precios, justicia y bienestar social, respeto a la institucionalidad, gobernabilidad y otro tanto montón de falacias que solo usted y yo somos capaces de llegar a creer 

Puede bajar el documento completo acá (al final de este post) .

Son más de 5 Megabytesasí que tenga un poco de paciencia mientras se descarga totalmente.

PERSPECTIVAS DE LA ECONOMÍA MUNDIAL,
Abril de 2010,
Reequilibrar el crecimiento,
Fondo Monetario Internacional
 

RESUMEN EJECUTIVO

Se prevé que en 2010 el producto mundial aumente alrededor del 4.%, tras una contracción del .% en 2009. Las economías que despegaron con fuerza probablemente continúen a la vanguardia; en otras, el crecimiento se esta viendo frenado por un deterioro duradero de los sectores financieros y los balances de los hogares. La actividad sigue dependiendo de las políticas macroeconómicas sumamente acomodaticias y esta sujeta a riesgos a la baja, ya que las fragilidades fiscales pasaron a primer plano.  En la mayoría de las economías avanzadas, las políticas fiscales y monetarias deben seguir sirviendo de puntal este año, sustentando con más firmeza el crecimiento y el empleo. Pero muchas de ellas también deben adoptar con urgencia estrategias creíbles a mediano plazo para contener la deuda pública y, mas adelante, reducirla a niveles más prudentes. 

El saneamiento y la reforma del sector financiero son también exigencias prioritarias. Muchas economías emergentes vuelven a registrar tasas de crecimiento elevadas y varias de estas economías comenzaron a moderar las políticas macroeconómicas acomodaticias frente a la entrada de grandes volúmenes de capital. Dadas las perspectivas de que el crecimiento de las economías avanzadas sea relativamente débil, el reto para las economías emergentes será absorber esas afluencias de capital y alimentar la demanda interna sin poner en marcha un nuevo ciclo de auge y caída.

 La recuperación es más fuerte de lo esperado 

La recuperación mundial ha sido mas fuerte de lo esperado, y la actividad esta repuntando a distintos ritmos: con debilidad en muchas economías avanzadas, pero con fuerza en la mayoría de las economías emergentes y en desarrollo. Las políticas de respaldo fueron esenciales para poner en marcha la recuperación. 

La política monetaria ha sido sumamente expansiva y ha estado respaldada por un suministro de liquidez poco convencional. La política fiscal proporciono un fuerte estimulo frente a la profunda desaceleración. Entre las economías avanzadas, Estados Unidos repunto con más fortaleza que Europa y Japón. Entre las economías emergentes y en desarrollo, las economías emergentes de Asia se encuentran a la vanguardia de la recuperación. 

El crecimiento también esta cobrando fuerza en las principales economías latinoamericanas y otras economías emergentes y en desarrollo, pero continua estando rezagado en muchas economías emergentes de Europa y varios países de la Comunidad de Estados Independientes (CEI). 

Las economías de África subsahariana están sobrellevando bien la crisis mundial, y se prevé que la recuperación será más sólida que las reactivaciones que siguieron a las desaceleraciones mundiales anteriores. Las recuperaciones de la actividad real y financiera se respaldan mutuamente, pero el acceso al crédito sigue siendo difícil para algunos sectores. Los mercados de dinero se estabilizaron y los mercados de acciones y bonos corporativos repuntaron. En las economías avanzadas, el endurecimiento de las normas de concesión de créditos bancarios esta llegando a su fin y el crédito parece estar repuntando. 

En muchas economías emergentes y en desarrollo, el crecimiento del crédito se esta acelerando nuevamente. Aun así, las condiciones financieras siguen siendo más difíciles que antes de la crisis. 

Es probable que el capital bancario continué siendo un factor limitante del crecimiento, especialmente en las economías avanzadas, dado que los bancos continúan reduciendo sus balances. 

La capacidad de endeudamiento de los sectores con acceso limitado a los mercados de capital —los consumidores y las empresas pequeñas y medianas— probablemente continué estando estrictamente restringida. 

En algunas economías avanzadas, el creciente nivel de la deuda y del déficit público contribuyo a un marcado aumento de las primas por riesgo soberano, que ha supuesto nuevos riesgos para la recuperación. Al igual que la actividad real y financiera, los flujos financieros transfronterizos procedentes de las economías avanzadas que se dirigen a muchas economías emergentes también repuntaron fuertemente. 

Los principales factores determinantes fueron la rápida expansión del crecimiento en las economías emergentes, los grandes diferenciales de rendimiento a favor de estas economías y la reaparición del apetito de riesgo. 

La reactivación de los flujos transfronterizos trajo consigo algunas fluctuaciones de los tipos de cambio efectivos reales —se deprecio el dólar de EE.UU. y se apreciaron las monedas flotantes de algunas economías avanzadas y emergentes—, pero de poca magnitud en general, comparadas con los niveles anteriores a la crisis, y se proyecta que los desequilibrios mundiales en cuenta corriente se agudizaran nuevamente a mediano plazo. 

Continuará la recuperación a distintas velocidades 

En conjunto, la economía mundial parece encaminarse hacia una recuperación a distintos ritmos tanto dentro de cada región como entre las distintas regiones. Se proyecta que el crecimiento mundial será de alrededor del 4.% en 2010 y en 2011. En este momento se prevé que las economías avanzadas crecerán a una tasa del 2.% en 2010 —tras una caída del producto de más del 3% en 2009—, y del 2.% en 2011. El crecimiento de las economías emergentes y en desarrollo superara el 6.% en 2010–11, tras un modesto 2.% en 2009. 

Como se explica en los capítulos 1 y 2, las economías que despegaron con fuerza probablemente continúen a la vanguardia ya que en otras el crecimiento se esta viendo frenado por un deterioro duradero de los sectores financieros y los balances de los hogares. La recuperación en curso de las principales economías avanzadas será relativamente débil, en comparación con las reactivaciones que siguieron a las recesiones anteriores. 

Del mismo modo, las recuperaciones en muchas economías emergentes de Europa y de la CEI serán lentas en comparación con las esperadas en muchas otras economías emergentes. 

Las perspectivas de la actividad siguen siendo inusitadamente inciertas, aunque varios riesgos se han moderado. En general, los riesgos se sitúan a la baja, y los vinculados al aumento de la deuda pública en las economías avanzadas son ahora mucho más evidentes. 

A corto plazo, el principal riesgo, si no se combate, es que los temores del mercado en torno a la solvencia y la liquidez soberanas de Grecia puedan transformarse en una crisis de deuda soberana propiamente dicha y, además, contagiosa, como se explica en la edición de abril de 2010 del informe sobre la estabilidad financiera mundial (Global Financial Stability Report, GFSR, por sus siglas en ingles). 

A nivel mas general, la principal inquietud es que el margen de maniobra de la política económica en muchas economías avanzadas ya se encuentra en gran medida agotado o es mucho mas limitado, exponiendo estas frágiles recuperaciones a nuevos shocks. Además, la exposición de los bancos al sector inmobiliario continúa generando riesgos a la baja, sobre todo en Estados Unidos y parte de Europa. 

Políticas necesarias para sustentar y fortalecer la recuperación 

Considerando el elevado monto de deuda publica acumulada durante esta recesión, en muchas economías avanzadas las políticas de salida deben hacer hincapié en la consolidación fiscal y el saneamiento del sector financiero. De esa manera, se podría seguir aplicando una política monetaria acomodaticia sin generar presiones inflacionarias ni inestabilidades en los mercados financieros. 

En las economías emergentes y en desarrollo, los objetivos prioritarios dependerán del margen de maniobra disponible en el ámbito fiscal y del saldo en cuenta corriente. Los efectos secundarios de las políticas fiscales revisten particular importancia en las principales economías avanzadas: los grandes déficits y la ausencia de estrategias de consolidación fiscal a mediano plazo bien definidas en estas economías podrían afectar negativamente los costos del financiamiento de otras economías avanzadas o emergentes. 

Se necesitan con urgencia estrategias fiscales creíbles a mediano plazo 

La política fiscal proporciono un firme respaldo frente a la profunda desaceleración. Al mismo tiempo, la contracción de la actividad y, en mucho menor grado, las medidas de estimulo alimentaron los deficits fiscales de las economías avanzadas, empujándolos a alrededor de 9% del PIB. Se prevé que en otras economías la relación deuda/PIB supere el 100% del PIB en 2014 de mantenerse las políticas actuales, es decir, unos 35 puntos porcentuales del PIB mas que antes de la crisis. 

Con respecto al corto plazo, en vista de que la recuperación es frágil, el estimulo fiscal planificado para 2010 debe implementarse en su totalidad, excepto en algunas economías que enfrentan profundos aumentos de las primas de riesgo. Estas economías necesitan comenzar ya la consolidación fiscal. De cara al futuro, si la evolución macroeconómica ocurre según lo previsto, la mayoría de las economías avanzadas debería emprender una consolidación fiscal significativa en 2011. 

Las economías necesitan formular e implementar con urgencia estrategias de ajuste fiscal creíbles que respalden el crecimiento potencial e incluyan plazos claros para reducir las relaciones deuda bruta/PIB a mediano plazo. También deben adoptarse reformas del gasto en prestaciones establecidas por ley que reduzcan el gasto en el futuro sin socavar la demanda actual. 

Los retos fiscales son diferentes en varias economías emergentes, con algunas excepciones importantes. El problema de la deuda publica en estas economías es mas local; como grupo, su relación de endeudamiento ronda el 30%–40% del PIB y, teniendo en cuenta su elevado crecimiento, pronto podrían seguir de nuevo una trayectoria descendente. Cuando estallo la crisis, muchas economías asiáticas emergentes registraban niveles de deuda publica relativamente bajos y se encuentran en una situación que les permite mantener una orientación fiscal expansiva. Esto contribuirá a reequilibrar el crecimiento generado desde el exterior y el propulsado desde el interior. 

Sin embargo, estas economías deberán mantenerse alerta ante las crecientes presiones de precios y la nueva inestabilidad financiera y permitir que se aprecien sus monedas para luchar contra el recalentamiento. Ahora bien, otras grandes economías emergentes no tienen tanto margen de maniobra en el ámbito fiscal y deberán retirar el apoyo a medida que la recuperación cobre mas impulso. En las economías de bajo ingreso, la política fiscal también deberá reorientarse hacia consideraciones de mediano plazo, conforme se recuperen la demanda externa y la demanda privada. 

Habrá que revertir con cuidado las políticas monetarias acomodaticias, controlando a la vez las entradas de capital 

En la mayoría de las economías los niveles aun bajos de utilización de la capacidad y las expectativas inflacionarias bien ancladas mantendrán baja la inflación, según las previsiones. Los sustanciales riesgos al alza derivados de la inflación se limitan a las economías emergentes con un historial de inestabilidad de precios o que tienen poca capacidad productiva ociosa. 

En las principales economías avanzadas, puede seguir manteniéndose una política monetaria acomodaticia a medida que progrese el saneamiento de las finanzas publicas, a condición de que la presión inflacionaria siga siendo moderada. Esto puede lograrse incluso mientras los bancos centrales comienzan a retirar el apoyo de emergencia que brindaron a los sectores financieros. En las grandes economías emergentes y algunas economías avanzadas que están experimentando recuperaciones mas rápidas, los bancos centrales ya comenzaron a reducir el grado de acomodación monetaria, o bien los mercados prevén que lo harán durante el ano venidero. 

Como la reactivación de estas economías probablemente sea mas rápida que la de las grandes economías avanzadas, es probable que sigan encontrándose mas adelantadas en el ciclo de endurecimiento de las políticas. En algunas economías emergentes, el exceso de capacidad de algunos sectores y el deterioro de la calidad del crédito revelan la necesidad de aplicar políticas mas restrictivas. 

En las economías emergentes con superávits excesivos, el endurecimiento de la política monetaria deberá estar respaldado por una apreciación del tipo de cambio efectivo nominal a medida que se acumule una presión de demanda excesiva, como consecuencia, entre otros factores, del mantenimiento del apoyo fiscal para facilitar el reequilibrio de la demanda o las entradas de capital. 

En otras, ese endurecimiento puede ser complicado, ya que podría atraer mas entradas de capital, dar lugar a una apreciación del tipo de cambo y, por lo tanto, socavar la competitividad. Si el sobre ajuste del tipo de cambio es motivo de inquietud, las economías deberían pensar en endurecer la política fiscal para aliviar la presión sobre las tasas de interés, acumular cierto volumen de reservas y, posiblemente, imponer controles mas estrictos a las entradas de capital —teniendo en cuenta la posibilidad de generar nuevas distorsiones— o bien aplicar controles menos rigurosos sobre las salidas. 

Sanear y reformar el sector financiero es fundamental para una recuperación sostenida 

Junto con la consolidación fiscal, el avance en el saneamiento y la reforma del sector financiero es una prioridad máxima para una serie de economías avanzadas a fin de sustentar la recuperación. Además, las ineficiencias de los mercados financieros y las fallas de la regulación y de la supervisión desempeñaron un papel importante durante la crisis y necesitan resolverse para construir un sistema financiero mas solidó. 

En lo que respecta a las economías avanzadas, la edición de este mes del informe Global Financial Stability Report (GFSR) corrige a la baja las estimaciones de las rebajas contables y de las provisiones para perdidas en prestamos bancarios, tanto en cifras efectivas como proyectadas, durante el periodo 2007–10, de $2,8 billones a $2,3 billones, dos tercios de los cuales habían sido reconocidos a fines de 2009. El avance en la corrección de las ineficiencias financieras y en la reforma de las políticas y los marcos prudenciales también imprimirá mas eficacia a la política monetaria y alejara el riesgo de que la holgada oferta de liquidez encuentre salida en nuevas distorsiones especulativas. Al mismo tiempo, las economías emergentes deberán seguir reforzando sus marcos y políticas prudenciales para prepararse ante un aumento de las entradas de capital. 

Es clave fomentar la creación de empleo y dar apoyo a los desempleados 

Un desempleo elevado plantea problemas sociales graves. En las economías avanzadas, el desempleo se mantendrá cerca del 9% a lo largo de 2011, según las proyecciones, y luego disminuirá, pero con lentitud. En el capitulo 3 se explica que la reacción frente al desempleo ha sido muy diferente entre las distintas economías avanzadas como resultado de las variaciones en la caída del producto, las diferencias institucionales del mercado de trabajo y otros factores, como el estrés financiero y el desplome de los precios de la vivienda. Además, en muchos países el problema es mas grave de lo que sugieren las estadísticas sobre la tasa general de desempleo, porque muchos de los empleados están trabajando menos horas o han dejado de formar parte de la población activa. 

En estas circunstancias, una inquietud apremiante es la posibilidad de que el desempleo transitorio se transforme en desempleo de largo plazo y reduzca el crecimiento potencial del producto. Para limitar el daño en el mercado de trabajo, deberán aplicarse, en la medida de lo posible, políticas macroeconómicas adecuadas que respalden la recuperación. Al mismo tiempo, es necesario implementar medidas de política para fomentar la flexibilidad salarial y proporcionar apoyo adecuado a los desempleados. 

El reequilibrio de la demanda mundial es esencial para impulsar y respaldar el crecimiento 

Para que la economía mundial sustente una trayectoria de crecimiento dinámico, las economías que registraban deficits externos excesivos antes de la crisis deben sanear las finanzas publicas de tal forma que se frene el deterioro de la demanda y del crecimiento potencial. 

Simultáneamente, las economías con superávits excesivos deben crear nuevas fuentes de demanda para respaldar el crecimiento, y las que registran deficits excesivos deben reducir la demanda (y las importaciones) atendiendo a las expectativas mas modestas respecto a los ingresos futuros. A medida que se deprecien las monedas de las economías con deficits excesivos, es lógico que se aprecien las de las economías con superávits. 

El reequilibrio deberá respaldarse mediante la reforma del sector financiero y políticas estructurales en las economías con deficits o con superávits. Los gobiernos deberán explotar las sinergias de las políticas, sobre todo entre la política fiscal y la reforma estructural. El tema del reequilibrio de la demanda mundial no es algo nuevo. 

En el capitulo 4 se pasa revista a la experiencia histórica de las economías con grandes superávits. Se determina que, en general, revertir los superávits en cuenta corriente no esta asociado a una perdida del crecimiento económico y que existe una amplia gama de políticas macroeconómicas y estructurales que desempeñan un papel importante para contrarrestar las perdidas de producto derivadas de una apreciación del tipo de cambio real.

Puede bajar el documento completo acá.Son más de 5 Megabytesasí que tenga un poco de paciencia mientras se descarga totalmente.

Perspectivas Economicas Mundiales 2010 (FMI)