El calvario después de que muere un familiar en accidente vial

Parientes deben lidiar con el dolor y los gastos que provoca un inesperado HECHO como un accidente. Luego de los funerales, vienen los procesos legales en tribunales y los engorrosos trámites para cobrar el seguro de vida, herencias y otros trámites

Luego de la muerte de su esposa, la vida de Carlos Napoleón Porras se ha tornado crítica, por su condición de desempleado. Foto EDH / Mauricio Cáceres

JAIME LÓPEZ SUCESOS@ELDIARIODEHOY.COMViernes, 3 de Agosto de 2012

NOTAS RELACIONADAS

Las muertes por accidentes de tránsito provocan serios problemas emocionales, financieros y legales a las familias dolientes. La peor parte de este calvario es que nunca se está preparado para enfrentar el duro momento y menos cuando la víctima es una persona económicamente activa, como el caso de Amanda Elisa Santamaría de Porras, quien murió atropellada en la 49a. Avenida Norte de la Colonia Zacamil, Mejicanos, hace dos meses.

El percance vial que acabó con la vida de Santamaría de Porras, a sus 52 años, se registró a las 7:45 de la mañana del 5 de junio, cuando se dirigía a su trabajo en el hospital de maternidad del Seguro Social, 1º de Mayo.

Amanda Elisa logró cruzarse la 49a. Avenida Norte para tomar el autobús de la Ruta 9, que subía pasajeros a varios metros antes de la parada correspondiente. Pero en un hecho confuso, la pasajera se cayó de la unidad del transporte colectivo y fue arrollada por otro microbús que también circulaba en el sector. Murió en minutos, afirmó su esposo, Carlos Napoleón Porras.

Al parecer, todo sucedió en medio de las carreras de los conductores por cazar a la mayoría de usuarios en las calles.

Aún con vida, Amanda fue llevada al hospital de la Zacamil, pero murió en el camino. Santamaría de Porras, madre de tres hijos, era el principal sostén de la familia, ya que su esposo está desempleado desde hace tres años.

El conductor infractor, quien luego del percance escapó, tenía 75 esquelas en su contra y una deuda de más de 2,700 dólares en multas.

Diez días después del hecho, el motorista y su abogado acudieron a una audiencia en un tribunal capitalino, donde se comprometió a pagar mil dólares en cuotas de 250 mensuales a la familia doliente. El dinero aún no ha sido honrado a favor de los Porras Santamaría.

El proceso judicial

El esposo de la víctima no denunció el percance, pero la Fiscalía inició de oficio la investigación para procesar al implicado.

“Varios días después me llamó la Policía como testigo para que rindiera mi declaración a un investigador. Nosotros no habíamos denunciado porque estábamos más consternados por la pérdida de mi esposa”, afirmó Porras.

Luego de vivir aquella triste pesadilla, la familia inició el calvario de las diligencias de todo tipo.

“Esto es tan difícil que no se lo deseo a nadie (…) La muerte de las personas es tan mecanizada que los buseros en los procesos conciliatorios acuden como si acudieran a una subasta a ponerle precio a la vida de una persona”, exclamó el cónyuge.

En esas audiencias, “todo es dinero: los infractores dicen: ‘Yo doy mil dólares y los voy a pagar de esta manera'”, lamenta el doliente.

Carlos Napoleón destacó que de lo que menos o nada se habla es del dolor que ha causado aquel accidente. Tampoco se profundiza en cómo ocurrió el hecho, si fue por negligencia por alguna otra razón.

La preocupación de la dueña era poner a trabajar rápido de nuevo su bus, no el dolor que estaban padeciendo los parientes. La idea era que el juez, luego del acuerdo conciliatorio, autorizara el funcionamiento de la unidad.

“La dueña dijo: ‘Yo le doy mil dólares y el motorista que le dé otros mil. Se los vamos a descontar en cuotas de 250 por mes'”, afirmó el doliente.

A juicio de Porras, esto es una falta de respeto al dolor de la familia; distinto sería si consciente del agravio ofrecieran alguna ayuda para cubrir algunos gastos funerarios en lugar de ponerle precio a la vida de un ser querido.

Cuentas pendientes, sin empleo y sin “el bono”

La situación de Porras todavía es más compleja: por su desempleo, quien sostenía a la familia y pagaba las cuotas del crédito de la vivienda era su esposa.

Porras laboraba en la oficina de Informática de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Anda), pero fue despedido luego de que el presidente Mauricio Funes asumió el Gobierno.

La razón de su destitución no fue por falta de capacidad u otro motivo grave, sino porque lo consideraron del partido opositor, asegura él. Agregó inclusive que, al contrario de lo que piensan, Porras otorgó su voto al FMLN en las últimas elecciones presidenciales. “Pero así de ingrata es la vida, que mal paga al que bien le sirve”, reflexionó.

En vista de la injusticia y de la confusión, acudió al presidente Funes para denunciar esta violación, quien luego de tener conocimiento, ordenó en una nota a Marco Fortín Magaña, presidente de Anda, para que escuchara al exempleado y que en la medida de lo posible lo reinstalara en su cargo. Sin embargo, desde el 17 de febrero de 2010 que el mandatario extendió la carta, Fortín no ha cumplido con la orden de recibirlo en audiencia y analizar su situación.

En el caso de su pareja, ella tenía 21 años de laborar en el Seguro Social y su muerte ocurrió 20 días antes de que la autónoma entregara un bono anual de 600 dólares que da a los trabajadores.

Aunque acudió a la oficina que paga este beneficio, para solicitarlo en nombre de su esposa, una empleada del Instituto le contestó fríamente “que no tenía derecho al bono porque no había laborado hasta el 30 de junio”, como si su señora hubiese decidido que el busero la matara antes de cumplir el año, para que el ISSS le negara el bono, se cuestionó Porras.

Tramitología engorrosa

Como consecuencia de la muerte de Amanda Elisa, Porras debe ingeniárselas para pagar la cuota de su casa.

A raíz de su desempleo y tras el atraso en el pago de las cuotas de su casa, antes del percance de su esposa fue replanteada la deuda en el banco. El problema es que se gestionó que ya no estuviera a su nombre, sino a cargo de su esposa, por ser ella quien trabajaba y obtenía un ingreso mensual.

Tras la muerte de su señora, el seguro de la casa debía asumir la deuda del banco y luego seguir el trámite para heredarla él, sus hijos y a quienes la difunta haya dejado como beneficiarios. Pero, para su sorpresa, ahora que su esposa está muerta, la deuda sigue a nombre de él y el seguro de vivienda no se puede hacer efectivo.

Lo anterior le complica aún más la existencia, por no tener un trabajo que le permita estar al día con las cuotas.

Otro tropiezo es la gestión del seguro de vida, pues para ello debe reunir una serie de requisitos.

“De todo le piden documentos originales a uno, como partidas de nacimiento, de matrimonio, de defunción, partidas de nacimiento de sus hijos y demás beneficiarios que haya dejado”, afirmó.

Cada documento tiene un valor de entre tres y cinco dólares; y como su esposa era oriunda de Santa Ana, ha tenido que viajar varias veces y aumentar los gastos.

Más aún: el libro donde estaba asentado el nacimiento de la víctima fue destruido en la alcaldía municipal de Santa Ana, por lo que ha debido acudir al Registro Nacional de las Personas Naturales (RNPN) para gestionar la certificación de una fotocopia de la partida de nacimiento de la difunta.

Con ese documento ha regresado a Santa Ana para asentarla en el libro correspondiente.

Para realizar otros trámites también le han exigido el DUI Y NIT originales y recientes de su esposa. Quienes no poseen estos documentos, se ven obligados a pagar los honorarios de un abogado para obtenerlos.

COMENTARIO

  • Es mi hermano mayor y mi familia. Quién habla de dolor y sufrimiento de su hija menor de 13 años y sus 2 hijas y esposo por 33 años. $1,000 es la resoluciòn de un juez? el conductor es un homicida, el banco no reconoce el seguro?, perdieron su madre y esposa, hoy perderan todo ? es la justicia salvadoreña? y los culpables libres?  #25

SANDRA PORRAS

Lunes, 6 de Agosto de 2012 – 08:07:55

  • Es triste pero muy Triste ver que las leyes de nuestro paìs protegen a los delincuentes, los motoristas siempre huyen del lugar porque ellos ya saben que despuès de 72 horas o sea 3 dìas, ellos ya no pueden ser detenidos, y despuès aparecen ofreciendo cualquier cantidad de dinero segùn ellos con eso la familia va aliviar el dolor!!!  #24

RHINA

Domingo, 5 de Agosto de 2012 – 18:24:14

  • Esta tragedia se pudo haber evitado, si los conductores que manejan los buses entienden la palabra “responsabilidad”, pero esta palabra tambien se aplica a las personas que contrataron a dicho conductor. Todos tenemos familias y no queremos perder a nuestros seres queridos, pero con conductores como estos en las calles que se puede esperar?  #23

MARIANO MATIAS – marianomatias@rocketmail.com

Domingo, 5 de Agosto de 2012 – 17:24:32

  • Y todo por culpa de los ” Asesinos al Volante”  #22

ELENA PORTILLO – elena_portillo@yahoo.com

Sábado, 4 de Agosto de 2012 – 20:01:23

  • Que le sigan dando subsidio a los POBRES SEÑORES BUSEROS. Que siempre tienen perdidas. Si un negocio no es rentable me dedico a otro.  #21

LIZZ

Sábado, 4 de Agosto de 2012 – 17:53:35

  • Lamento profundamente la pérdida de Doña Amanda, fuí su vecino. me pregunto: cuántas infracciones se requieren para que las autoridades apliquen la ley? #20

JORGE VASQUEZ

Sábado, 4 de Agosto de 2012 – 15:45:19

  • Mi sentido pesame a la familia y al esposo de Amanda yo he vivido traiciones en vida propia y se lo que es, en cuanto al condusctor que la mato y se dio a la fuga podrian proporcionar el nombre porque es pobable que haya huido al exterior y en dado caso su nombre se rergistraria como los mas buscados o en FACEBOOK O TWITER #19

OSCAR – lat7van@yahoo.com

Sábado, 4 de Agosto de 2012 – 14:45:16

  • Somos muchas las mujeres trabajadoras que mantenemos los hogares por la pérdida de empleo de los hombres. ¿Por qué esto es tan común ahora, en nuestros tiempos? Yo creo que es porque las mujeres dejamos el pellejo en nuestros trabajos y rendimos al 500% mientras que los hombres creen hacer bien las cosas pero es todo lo contrario.  #18

PUPUSA

Sábado, 4 de Agosto de 2012 – 14:38:20

  • Mi pesame para el y el resto de los failiares. No hay duda el tiene derecho a una compensacion monetaria y lo que necesita hacer es poner un juicio civil en el que todos los gastos sean asumidos por el motorista, ademas de una compensacion en efectivo ya que $ 1000 o $ 2000 no es comparable con la perdida humana y su resultados colaterales. #17

DAVINCI

Sábado, 4 de Agosto de 2012 – 14:14:27

  • Esto parece un cuento de terror, pero para hablar honestamente es el resultado de la podredumbre que estamos viviendo. Politicos despresiables, gobernantes sin conciencia, son miles y miles de personas sin empleos y sin esperanza de consegirlos nos han sumido en este agujero de donde dificilmente saldremos. #16

JUAN A. RANGEL – jrangelf@hotmail.com

Sábado, 4 de Agosto de 2012 – 14:05:15

  • !! Lo despidieron por que creyerón que hera del partido contrario !!!! Está es la realidad en este país, las personas se arrastran, traicionan se prostituyen por el partido, la misma basura de siempre . Los puestos no son para el más apto o competente sino para el más arrastrado ó para la que más de prostituye por un aumento. #15

JOSE MARÍA FIGUEROA – jmecheche@hotmail.com

Sábado, 4 de Agosto de 2012 – 13:51:26

  • Lamento la perdida por la que atraviesa el sr Porras y sus hijos, en primer lugar un llamado al sr.Presidente funes para que reitere sus oficios para que el sr .porras sea atendidio por el presidente de ANDA para restablecer su trabajo, en segundo lugar para el sr Director del ISSS para que se aceleren las gestiones correspondientes. Bendiiciones #14

DANIEL

Sábado, 4 de Agosto de 2012 – 13:04:53

  • La familia Porras Santamaría son amigos muy queridos, la pérdida de Amanda fue dura, Don Carlos desempleado por el partido por el que votó y por el que voté, injusticia total, a los disque empresarios les deberían quitar las líneas y que el gobierno asuma totalmente lo del transporte, ojalá con esta noticia se le pueda ayudar a la familia #13

CARLOS

Sábado, 4 de Agosto de 2012 – 12:25:04

  • Como es posible que un juez conociendo los antecedentes homicidas de la compañia y conductor no haga algo al respecto. Asi es como tener inmunidad para matar. #12

FURIOSO

Sábado, 4 de Agosto de 2012 – 12:13:10

  • Que caso más patético!….ese es el verdadero El Salvador!!…donde no valemos nada los trabajadores, solo los que tienen efectivo salen con sus derechos y más, los que nos rompemos las espalda para vivir dignamente no tenemos derecho más que a eso, a trabajar, cualquier cosa mas alla de eso es “por la gracia de Dios”. #11

MARIO

Sábado, 4 de Agosto de 2012 – 11:42:58

  • Es una pena que en ese pais solamente quieran arreglar todo con tan poco dinero …yque no toquen la conciencia de las desgracias que producen esos imprudentes conductores….Fuerzas a la familia…!!!! #10

XXX

Sábado, 4 de Agosto de 2012 – 11:24:40

  • El bus homicida fue el PLACAS AB 77827 Ojala y nadie se vuelva a subir en ese bus Agrego: TAMBIEN TIENE JUICIO POR HABER MATADO UNA NIÑITA y aun asi sigue libre el bus y el motorista  #9

CARLOS N. PORRAS – carlosnporras@gmail.com

Sábado, 4 de Agosto de 2012 – 10:46:00

  • Solo hay que hacer una correccion: El bus que la mato es el bus en el que ella intentaba subirse. Un microbus Coaster me impidio, desde el otro lado de la calle, ver la muerte de mi esposa de forma clara PERO EL BUS DE LA RUTA 9 FUE EL QUE LA ATROPELLO Y EL CHOFER SE DIO LA FUGA #8

CARLOS N. PORRAS – carlosnporras@gmail.com

Sábado, 4 de Agosto de 2012 – 10:33:18

  • Fe de errata. No la mato un microbus, la mato el busero de la 9 segun el parte policial por distraccion del mismo bus placas AB-77827 #7

KARLA DE RUBIO – inversiones_rubio@hotmail.com

Sábado, 4 de Agosto de 2012 – 10:32:30

  • Ya es tiempo que las autoridades pongan mano rigidas a estos cafres, especialmente los buseros que no respetan la integridad de la vida. mentanlos presos por 20 anos, supesndanles la licencia para siempre y saquenle a los duenos de los buses hasta el ultimo centavo para trasladarselas a las victimas. y poner fin a tanta burocracia gubernamental . #6

CESAR

Sábado, 4 de Agosto de 2012 – 08:42:14

  • ASI SI ES EN EL SALVADOR,SOLO A LOS MAREROS PUEDEN ESCUCHAR Y CUMPLIR, LA GENTE HONRADA Y TRABAJADORA NO TENEMOS DERECHOS SOLO TIENEN DERECHOS LAS CUPULAS DE DELINCUENTES QUE ES LO MISMO GOBIERNO Y MAREROS. ENTRE ELLOS NO SE ABANDONAN. #5

JOSE

Sábado, 4 de Agosto de 2012 – 07:57:23

  • Lamento mucho la perdida irreparable de este señor;casos como este son muchos ,pero las autoridades ¿que hacen? este conductor provoco la muerte de una PERSONA y teniendo tantas multas¿ no es para que vayan presos el y la dueña de la unidad por contratarlo ,inmediatamente?  #4

JHONY

Sábado, 4 de Agosto de 2012 – 07:07:43

  • Mis mas sentido pesame ala familia Porras. El Salvador esta lleno de burocracia y desantenciones con familias que estan en esta clase de situaciones. Todo lo hacen ver bien bonito cuando se llenan papeleo y comienzan a recibir su cuota, pero cuando realmente se necesitan le cierran la puerta al doliente. Que barbaros con esta burocracia, y ni sirve #3

JOSE M.

Sábado, 4 de Agosto de 2012 – 06:58:22

  • Porque siguen manejando con esquelas?, Porque la policia no le suspende la licencia de por vida y retira el vehiculo hasta que pagen todo lo que deben de esquelas? Porque las oficinas del gobierno en lugar de ayudar se la hacen mas dificil a la gente? se les olvida que estan ahi por todos los impuestos que nosotros mismos pagamos. #2

PACOPARADA

Sábado, 4 de Agosto de 2012 – 06:35:27

  • Lo ejemplar seria que esta clase de conductores temerarios pasaran sus años en la carcel sin derecho a conciliar y a esa dueña del bus se le cancelara la concesion. y por cierto el sr. es otra victima del “gobierno del cambio” que dejo sin trabajo a miles de salvadoreños por “falta de confianza” pero ya solo 22 meses les quedan!! #1

MARCIAL

Viernes, 3 de Agosto de 2012 – 23:19:49