Existe toda clase de “sujetos” que osan de forma bastante energúmena a la misión de querer transportarse mediante el uso de un dispositivo del terror en que se convierten los automotores de combustión interna que dichos renacuajos se atreven imprudentemente a tratar de conducir ….

Y es que hay una diferencia sustancial entre “operar un vehículo” a “conducir” el mismo.

La primera opción está íntimamente relacionada con el uso per-se del automotor y la destreza en conocer, utilizar y activar de forma más o menos eficiente. Se trata pues de “conocer cómo opera un vehículo”

Una segunda parte de este enunciado correspondería a las virtudes técnicas que el operador, denominado generalmente conductor o motorista, debería de haber aprendido de una forma u otra como lo son: mecánica elemental y electricidad básica, aunado a una serie de conceptos que debería poseer cualquier operador de un vehículo en el área de mantenimiento del mismo: conocimiento de las partes de un motor de combustión interna y sus mecanismos de transmisión, freno, enfriamiento y calefacción, limpieza del automotor, remolque, sistema de luces, como cambiar una llanta, diagnostico de fallas típicas … al menos !

La segunda opción es mas psicológica que técnica: se trata de interactuar con los otros entes mortales que deambulan y pululan las carreteras en sus aparatos de terror.

En esta parte de trata de supervivencia, poder, lógica, conveniencia, altruismo, coraje, resistencia, convivencia, comprensión, esfuerzo, socialización, antagonismos, destreza, pericia, conocimiento de la red vial y de nomenclatura, interacción con entes policiales, conocimiento de la normativa legal, posesión de documentos en regla que faculten la conducción, el no consumo de sustancias controladas y/o prohibidas, disposición a ayudar y colaborar con otros, altas dosis de paciencia, uso de lenguaje verbal y corporal adecuado, estar enterado de las noticias que puedan impactar negativamente en la calidad del tráfico y embotellamiento sobre las arterias en las cuales pretendemos transitar, conocer eventos deportivos, culturales, religiosos, políticos, sociales y otros que pudieran entorpecer nuestro fluido y normal tránsito, etc.

Hasta acá todo bien … y pura teoría … ¡

Se supone que cualquier persona tras un volante hace lo que debe de hacer de forma sensata y consciente … se supone ¡

Cabe destacar pues que tras todo esto se ha logrado tipificar algunas series de patrones de comportamiento que llevan a cualquier persona racional y consciente al delirio, a una pesadilla, a la perdida de la razón, …. LOS LOCOS AL VOLANTE !

Y es que esta caracterización aplica a ambos lados de la moneda: al conductor que recibe y al conductor que activa el comportamiento anormal sobre el otro conductor. Ley de Newton básica: ACCION Y REACCION .

Perfiles de anormales al volante … se le invita a catalogarse usted mismo en una o varias categorías … y esperaríamos que en ningún caso usted aplique a todas ellas …

  1. El motorista que se cree el dueño de las calles y que solo el tiene derecho de vía y prioridad en su recorrido sobre cualquier otro mortales en el planeta
  2. El conductor ultra-pasivo que cree que conduciendo a -10 km/hora no va a causar ningún tipo de daño a los demás y lo único que logra es exactamente todo lo contrario
  3. El conductor “calmado” a quien le sobra el tiempo y se cree con derecho a que todos los demás conductores del planeta tierra, muy especialmente los que vienen detrás de él tengan que sufrir su “temeridad” al manejar a velocidades tales que no permiten a otros el rebasarle ni mucho menos, bajo ninguna premisa, obligarle o inducirle a que vaya a una velocidad más adecuada que faculte un tránsito fluido de todos los otros vehículos
  4. El “hijueputa” pendenciero que putea y encabrona a medio mundo pues hace gala de un alarde de prepotencia y soberbia dignos del mismísimo Calígula en el Circo Romano
  5. El motorista “policía” que va impartiendo justicia a diestra y siniestra a los demás conductores, haciéndoles saber de forma bastante obscena y con lujo de garbo y malas palabra, gritos incluidos, sobre la forma correcta en que los demás deberían de conducir y de la forma que él interpreta que los demás deberían aplicar la ley vial.
  6. El motorista “007” con licencia de matar …. Responde a cualquier atrevimiento de los demás con una dosis de ira sin precedentes y si predomina en la reyerta el vocabulario obsceno o algún mal gesto … te desenfunda una pistola y con bastante suerte que deja con vida
  7. Los “buseros, microbuseros y taxistas” … esta es una categoría muy especial de personajes con cualidades múltiples …. especiales … vernáculas … extravagantes …. que generalmente caen dentro de una categoría denominada “todos los demás en este mundo me la pelan” ….
  8. Los “gemelos huevones” … es una categorái muy sui-generis pues como su nombre lo indica, se compone de al menos “dos” motoristas conduciendo a la par el uno del otro EXACTAMENTE A LA MISMA VELOCIDAD …. Sin dejar opción por nada de este mundo que nada ni nadie les interfiera su tertulia entre motores ni su inmaculado proceder de vedettes que ignoran el clamoroso tumulto que generan a sus espaldas pues nadie puede, ni debe, ni intenta, ni induce que este atajo de analfabestias tengan la decencia de apartarse para que los demás automotores les puedan rebasar libremente.
  9. Luego está el “hijueputa mezquino” que es el que trata por todos los medios posibles que no le rebases y que te rata constantemente a que aminores la velocidad  a que él desea  que tú te conduzcas …
  10. Los “motociclistas” … verdaderos enloquecedores de la razón de los demás …. Manejan imprudentemente tratando de rebasarte, no se hacen a un lado cuando invaden otro carril y van manejando exactamente entre dos carriles …. En los altos tratan de sobrepasar a la mayor cantidad de carros que pueden y cuando van delante de ti, tratan de interferir por cualquier argucia posible el que tú los rebases ….
  11. Las “mujeres”  que en su gran mayoría quieren hacer saber al mundo que ellas van ahí, que son mujeres, que deben tratárseles con tacto, que ellas no llevan ninguna prisa, que ellas no poseen la habilidad suficiente para maniobrar de forma impecable, que se dan el lujo de hacer saber a todo el mundo que las leyes “se las pelan” y que ellas manejan como les da su santa y regalada gana ….
  12. Los “jóvenes imprudentes” ….. a esos mejor déjalos pasar …..  son una lata ¡
  13. Los conductores “imbéciles”  que tratan de dar a conocer a todo el mundo acerca de su bajo coeficiente intelectual …..
  14. “Los poderosos, los prepotentes, los funcionarios  , los policías, los voluntarios de socorro, los influyentes y los adinerados” … que obviamente saben que las calles les corresponden y que tú no eres sino un minúsculo cero a la izquierda y que debes bajo toda circunstancia cederles el paso y hacerles el cortejo …..

¿¿¿¿¿¿ DENTRO DE CUALES CALIFICAS TU ?????