Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,


Una día como hoy, en mil novecientos cincuenta y siete, en el seno de una humilde familia salvadoreña, nace uno de los más grandes pensadores de la historia de la humanidad, un sociólogo y filósofo popular cuya obra aún inédita, salvo algunas conspicuas, domésticas y aisladas reflexiones  de su extensa, aunque poco vanagloriada, abundante y polifacética obra, pone al descubierto las más profundas reflexiones.

Su obra realza ante todo la belleza del mundo y el impacto que sobre todo esto tiene la arrolladora presencia del pseudo desarrollo industrial y comercial en el ámbito de la ecología y la destrucción inminente de los reservorios naturales y el cambio de las condiciones climatológicas del planeta a manos de un puñado de inescrupulosos inversionistas que únicamente abrogan por tener unos cuantos centavos mas expuestos en sus cuentas de Wall Street, esperando que los tiburones financieros se los devoren al fin pues ni ellos mismos saben qué hacer y cómo mantener tanto dinero.

Otra etapa de su obra trata sobre la cruenta batalla de las ideas referentes a la creación, al ser, a la existencia, a la inmortalidad, a la santidad, a la devoción, a la divinidad, a la entrega, al trabajo social, a la iglesia, a las reflexiones mundanas sobre el Creador … y en fin, toda la doctrina y dogma cuestionada, reflexionada, albergada, asumida y venerada en cuanto a que el mensaje de Dios ha permeado en todas las culturas y en todas las manifestaciones culturales y sociales a través del curso de la historia y que tal vez como decía Descartes, por ahí en un chip de nuestro ser ya traemos pre-programado el concepto de la existencia y la Divinidad.

Descartes va a decir: “Dado que la imagen de Dios está en mí. Y dado que en mí la imagen de Dios es la imagen de un ser perfecto, existe en mí la idea de la perfección. Si la idea de la perfección existe en mí, que soy un ser imperfecto, quiere decir que alguien que es perfecto la puso ahí”.

Un aspecto, tal vez el menos ponderado y estimado dentro del caudal de su obra, denota las llagas de una convulsionada y anhelante sociedad que irremediablemente ve truncados sus sueños y aspiraciones, de una manera tan aberrante y consuetudinaria a manos de oligarcas políticos inescrupulosos e ineptos, de pseudo líderes de toda naturaleza que lo único que abrogan y enarbolan son sus mortíferas y destructivas armas de enriquecimiento y sed de poder, de forma tan mezquina y malsana, que tienen inmersa a toda una sociedad en las más miserable y cruenta adversidad en pro de sus nefastos sueños y locos juegos de poder, de dominación, de enriquecimiento,, de hechos ilícitos, de orgias y placeres irrefrenables, de conquistas, de enajenación, de malversación, de corrupción y de cualquier otra enferma turbación que deambule por sus pocas, enfermas y desquiciadas neuronas.

Por supuesto que no faltan las acotaciones sobre dogmas morales y sexualidad, de inentrañables recovecos morales y religiosos que te dejan atónito y sin sentido ….. no puede dejarse a un lado lo perverso e inmoral, pues la sociedad en que vivimos es tan decadente y aberrante con todas sus consignas y estereotipos sobre el consumo y la mal entendida belleza. Todo eso aunado a la falta de valores, de verdaderas escuelas de pensamiento … de la perversión musical, televisiva, escrita, teledirigida …. e incesantemente incesante, agobiante, fría, calculadora, indómita, alevosa y sin corazón ni alma.

ME ATREVO A DARME A MI MISMO
DE UNA FORMA ILUSIONADISIMA
EL MAS FELIZ DE LOS CUMPLEAÑOS

Me !  ... Yo !

Me ! … Yo !