Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


La Decima (Champions league) I

 

SI QUIEREN VER EL JUEGO COMPLETO (EN IMAGENES) VAYAN AL FINAL DE ESTE POST

Real Madrid gana el codiciado décima Copa de Europa , superando a ultras atléticos como cualquier sueño de ganar un sueño de derby en tiempo de descuento , cuando todo parecía perdido  …. y logra el triunfo en tiempo extra , terminando con un 4-1 que parece inmerecida para el equipo de Diego Simeone .

Real Madrid X

 

El Atlético había borrado la brecha de la historia , la experiencia de la Liga de Campeones, pero especialmente aguas arriba del tiempo agragado ( más de cuatro) a 95 ‘ : el último minuto del tiempo de ingreso dada por el árbitro Kuipers , contra quien ha arremetido Simeón, ¡ expulsado !  … fue fatal para el plan de Cholo : nunca dar espacio a los velocistas del real, tiro golpeó ( Godin, autor del gol ante el Barcelona que hace siete días que había dado a la Liga colchoneros ) y luego defenderse con un poco de orden y de golpe intimidante.

La Decima (Champions league) II

 

 

La Décima tenía que ser especial y lo fue. No podía ser una Copa más, un triunfo como otros, ni tampoco una alegría comparable. El pleno entusiasmo que significa esta conquista debe convivir con el absoluto desconsuelo de los vecinos de grada, de portal, de oficina. Lo heroico, concentrado en la inquebrantable fe del equipo en los últimos minutos del tiempo reglamentario, es una crueldad infinita visto desde la perspectiva del Atlético de Madrid.

El Atlético fue campeón durante 56 minutos, casi una hora, que habría que añadir a los seis minutos que fue campeón hace 40 años. Cayó igual que entonces. Cuando se creía vencedor, cuando todo el mundo lo creía, menos el Madrid. Volvió a suceder a dos minutos del final, como ante el Bayern. La coincidencia no es cruel, es sádica.

Lisboa ya será para siempre madridista, una extensión de La Castellana. A partir de ahora hablaremos del estadio de la luz blanca. En años venideros, por las callejuelas de la Alfama, será imposible no encontrarse a enamorados madridistas, tal vez enroscados bajo una farola, susurrándose, ellos iban de rojiblanco y tú de vikinga, siempre nos quedará Lisboa.

 

La Decima (Champions league) c

 

Diego Simeone arriesgó alineando a Diego Costa de inicio. El delantero parecía haber protagonizado una recuperación milagrosa, sin embargo al entrenador argentino le bastaron nueve minutos de partido para darse cuenta de que Costa no estaba al cien por cien y decidir cambiarlo por Adrián.

La recaída del hispano brasileño sentó como un jarro de agua fría para la afición colchonera. En cambio, la salida del jugador coincidió con la fase de mayor dominio del Atlético hasta ese momento de partido. Esa superioridad era una trampa. En Lisboa se enfrentaban dos equipos que se sienten cómodos al contragolpe, por lo que Carlo Ancelotti intentó neutralizar el peligro de los colchoneros con espacios, dejando que fueran los atléticos los que cogieran las riendas del partido.

Pero la presión de la final, los nervios y los problemas musculares de algunos jugadores clave pasaban factura a lado y lado del campo. En el caso del Madrid, por ejemplo, Khedira notaba la falta de actividad de los últimos meses. Tampoco Cristiano mostraba su mejor versión en la primera parte. Sin embargo, incluso a medio gas el portugués puede generar peligro como demostró cuando pasaba media hora del inicio del partido. CR7 aprovechó un error de Tiago a la hora de sacar el balón desde la defensa, el portugués vio a Bale en carrera y le tiró un desmarque milimétrico. Su disparo salió ligeramente desviado, pero fue la ocasión más clara del Madrid en toda la primera mitad.

La Decima (Champions league) a

La Decima (Champions league) b

La Decima (Champions league) IV

“El gol no es sólo mío, es de todos los madridistas”, dijo el defensa.

Sergio Ramos fue el autor del tanto del empate y expresó su alegría ante los medios tras el pitido final: “Es increíble la recompensa y la satisfacción. Hemos luchado hasta el final y ese gol no es sólo mío, es de todos los madridistas. De todos los que nos han apoyado hasta el final y que han tenido su resultado”.

Sergio Ramos Decima Marca

“Después de tantos años es una satisfacción poder brindárselo a la afición, a todos los que han venido y a los que están en casa. Viva el Madrid, viva Camas, viva Sevilla, viva Andalucía y España”.

Sentimiento
“Es inexplicable lo que se siente por dentro. Hoy hemos hecho historia y ante un Atlético que ha hecho una gran temporada y ha sido merecedor de la Liga. Después de haber vivido lo bueno y lo malo en décimas de segundo, y empatar en el último minuto, el abrazo con Casillas es el abrazo de todo el madridismo”.

La Decima (Champions league) III

De la cantada de Casillas al beso con Ramos y las lágrimas

El portero blanco vivó las dos caras del fútbol en un mismo partido. Erró en el gol atlético y luego lloró con la victoria y el alivio que eso le supuso.

DiMAria

Ángel Di MaríaMVP del partido, habló a la finalización del partido en los micrófonos de Televisión Española. El argentino dijo que conocía las dificultades del partido y que sabían que sufrirían si el Atlético se adelantaba. “Creo que fue un partido que sabíamos que iba a ser complicado y que si metían un gol se meterían atrás y sería difícil Sabíamos que si metíamos un gol se iban a cagar y en la prórroga pudimos definir el partido”.

Muy expresivo: “Siento un alivio increíble, no se puede explicar. No puede explicarse lo que logramos y con los huevos que le pusimos merecíamos ser campeones. Ahora a seguir festejando, que el equipo disfrute y que siga trabajando”.

Posición retrasada: “Sentí un pinchazo atrás posterior y como no podía correr y tenía miedo de que fuera más grave, el míster decidió que me quedara atrás y que Marcelo fuera más al ataque”.

Título: “Es una alegría muy grande haber conseguido mi primera Champions y la Décima del club. Estoy muy feliz porque es algo que sueñas desde pequeñito. Estoy muy contento por el esfuerzo del equipo y por el sacrificio de todo un año. Perdimos la Liga al final y perdimos la posibilidad del triplete. Una lástima”.

Campo conocido: “Aquí sabe mejor. Estos días en Lisboa me sentía como en casa. En esta casa hice cosas muy lindas que me hicieron llegar al Real Madrid. Me hizo muy feliz esa etapa en el Benfica, pero más aún la Champions”.

Físico de Cristiano: “Terminó todo el partido. Estaba un poco tocado de la pierna y de aquí a que comience el Mundial queda mucho y va a llegar muy bien”.

Ancelotti

 

Carlo Ancelotti se ha convertido, tras conquistar la Champions con el Real Madrid en Lisboa,en el primer entrenador en ganar tres Copas de Europa desde las tres logradas por Bob Paisley para el Liverpool. Las dos anteriores las ganó con el Milan en 2005 y 2007. El técnico italiano ha destacado nada más terminar la final que “hemos marcado en el extra-time. Hemos creído en poder empatar y al final ha salido todo bien”.

‘Carletto’ ha asegurado que “lo hemos intentado y lo hemos conseguido. Con dificultad, con sufrimiento pero creo que lo hemos merecido. Sufrimos mucho. No teníamos espacios y el Atlético defendió muy bien, pero el partido cambio. El gol que marcamos en el tiempo de descuento nos dio mucha fuerza”.

El entrenador merengue reconoció que “soy afortunado, pero no por este partido. No pienso que los cinco minutos fueran más tiempo del que se perdió. No puedo decir que soy un hombre afortunado por eso. El fútbol se juega hasta el último segundo del encuentro”, añadió.

IGUALA A PAISLEY CON TRES TÍTULOS CONTINENTALES

Nadie ha ganado más Champions que Ancelotti

 Anccelotti

Carlo Ancelotti se ha convertido en el primer entrenador en ganar tres Copas de Europa desde las tres logradas por Bob Paisley para el Liverpool. Las dos anteriores las ganó con el Milan en 2003 y 2007.

Siete años después de lograr la última, el técnico italiano saboreó otra Champions. Y lo hace en su primera temporada en el Real Madrid, que llevaba 12 años sin ganar la máxima competición continental.

Ancelotti ya es el quinto entrenador que gana la Copa de Europa con dos clubes distintos, tras Happel, Hitzfeld, Mourinho y Heynckes.

Además, Ancelotti iguala a Miguel Muñoz como el entrenador que más Copas de Europa ha ganado como jugador y entrenador con cinco títulos.

UEFA 2014 - DECIMA 001 UEFA 2014 - DECIMA 014 UEFA 2014 - DECIMA 024
UEFA 2014 - DECIMA 057
UEFA 2014 - DECIMA 059 UEFA 2014 - DECIMA 064 UEFA 2014 - DECIMA 065UEFA 2014 - DECIMA 077 UEFA 2014 - DECIMA 079 UEFA 2014 - DECIMA 081 UEFA 2014 - DECIMA 082 UEFA 2014 - DECIMA 083 UEFA 2014 - DECIMA 084 UEFA 2014 - DECIMA 085 UEFA 2014 - DECIMA 086 UEFA 2014 - DECIMA 087 UEFA 2014 - DECIMA 088 UEFA 2014 - DECIMA 089 UEFA 2014 - DECIMA 090 UEFA 2014 - DECIMA 091 UEFA 2014 - DECIMA 092 UEFA 2014 - DECIMA 093

UEFA 2014 - DECIMA 094 UEFA 2014 - DECIMA 095 UEFA 2014 - DECIMA 096 UEFA 2014 - DECIMA 097 UEFA 2014 - DECIMA 098 UEFA 2014 - DECIMA 099 UEFA 2014 - DECIMA 100 UEFA 2014 - DECIMA 101 UEFA 2014 - DECIMA 102 UEFA 2014 - DECIMA 103 UEFA 2014 - DECIMA 104

La Décima: el Madrid siempre vuelve

El Madrid siempre vuelve, lo hemos dicho muchas veces. Pero ahora le costó más que nunca, ante ese Atlético que nos ha fabricado el Cholo. Tuvo otra vez la Copa en su mano, como hace cuarenta años, pero se repitió la maldición del central. Otra vez en el descuento, ahora de cabeza y por medio de Sergio Ramos, pero la misma estupefacción que cuando el zapatazo de Schwarzenbeck. Quizá el Atlético no mereciera tanto dolor, pero el Madrid sí estaba mereciendo ese gol. Llevaba minutos y minutos jugando bien, con calidad y energía. Se mascaba el gol, como se dice. Simplemente, se retrasó.

El caso es que el Madrid había hecho una mala primera parte. Y tampoco empezó bien la segunda. Fue con los cambios, cuando puso todo el talento sobre la mesa, cuando se hizo con el partido y arrolló y asustó al Atlético, agotado, falto de las referencias de Diego Costa (el milagro de la placenta duró nueve minutos) y de Arda Turan. Cazó su gol en un error de Casillas, al que se le notó la falta de portería y luego trató de llevar el partido con calma hasta el final. Su mérito es que con tan poco casi lo consigue. Le faltó minuto y medio. Se ahogó en la orilla, ya completamente agotado.

Así que no fue extraño lo de la prórroga. El Madrid tenías más de todo: más energía, más juego, menos calambres, la moral del empate tardío y el viento de la historia. Así consiguió tres goles más, que Gento tuvo la satisfacción de ver que llegaban por su lado: un jugadón de Di María que acabó en gol de Bale, una llegada de Marcelo en extremo de ese lado y un penalti a Cristiano, también ejerciendo funciones de tal, y que convirtió él mismo. Tres goles en homenaje a Gento. Tres goles en una prórroga inolvidable, como lo fue todo el partido. Sí, el Madrid siempre vuelve. ¡Ya tiene diez!

UEFA 2014 - DECIMA 130 UEFA 2014 - DECIMA 131 UEFA 2014 - DECIMA 132 UEFA 2014 - DECIMA 133 UEFA 2014 - DECIMA 134 UEFA 2014 - DECIMA 135 UEFA 2014 - DECIMA 136 UEFA 2014 - DECIMA 137 UEFA 2014 - DECIMA 138 UEFA 2014 - DECIMA 139 UEFA 2014 - DECIMA 140 UEFA 2014 - DECIMA 141 UEFA 2014 - DECIMA 142 UEFA 2014 - DECIMA 143 UEFA 2014 - DECIMA 144 UEFA 2014 - DECIMA 145 UEFA 2014 - DECIMA 146 UEFA 2014 - DECIMA 147 UEFA 2014 - DECIMA 148 UEFA 2014 - DECIMA 149 UEFA 2014 - DECIMA 150 UEFA 2014 - DECIMA 151 UEFA 2014 - DECIMA 152 UEFA 2014 - DECIMA 153 UEFA 2014 - DECIMA 154 UEFA 2014 - DECIMA 155 UEFA 2014 - DECIMA 156 UEFA 2014 - DECIMA 157 UEFA 2014 - DECIMA 158 UEFA 2014 - DECIMA 159 UEFA 2014 - DECIMA 160

 

Secuencia del 2° gol


UEFA 2014 - DECIMA 162 UEFA 2014 - DECIMA 163 UEFA 2014 - DECIMA 164 UEFA 2014 - DECIMA 165 UEFA 2014 - DECIMA 166 UEFA 2014 - DECIMA 167 UEFA 2014 - DECIMA 168 UEFA 2014 - DECIMA 169 UEFA 2014 - DECIMA 170 UEFA 2014 - DECIMA 171 UEFA 2014 - DECIMA 172 UEFA 2014 - DECIMA 173 UEFA 2014 - DECIMA 174 UEFA 2014 - DECIMA 175 UEFA 2014 - DECIMA 176 UEFA 2014 - DECIMA 177 UEFA 2014 - DECIMA 178 UEFA 2014 - DECIMA 179 UEFA 2014 - DECIMA 180 UEFA 2014 - DECIMA 181 UEFA 2014 - DECIMA 182 UEFA 2014 - DECIMA 183 UEFA 2014 - DECIMA 184 UEFA 2014 - DECIMA 185 UEFA 2014 - DECIMA 186 UEFA 2014 - DECIMA 187 UEFA 2014 - DECIMA 188 UEFA 2014 - DECIMA 189 UEFA 2014 - DECIMA 190 UEFA 2014 - DECIMA 191 UEFA 2014 - DECIMA 192

Secuencia del 3er gol


UEFA 2014 - DECIMA 194 UEFA 2014 - DECIMA 195 UEFA 2014 - DECIMA 196 UEFA 2014 - DECIMA 197 UEFA 2014 - DECIMA 198 UEFA 2014 - DECIMA 199 UEFA 2014 - DECIMA 200 UEFA 2014 - DECIMA 201 UEFA 2014 - DECIMA 202 UEFA 2014 - DECIMA 203 UEFA 2014 - DECIMA 204 UEFA 2014 - DECIMA 205 UEFA 2014 - DECIMA 206 UEFA 2014 - DECIMA 207 UEFA 2014 - DECIMA 208 UEFA 2014 - DECIMA 209 UEFA 2014 - DECIMA 210 UEFA 2014 - DECIMA 211 UEFA 2014 - DECIMA 212 UEFA 2014 - DECIMA 213 UEFA 2014 - DECIMA 214 UEFA 2014 - DECIMA 215 UEFA 2014 - DECIMA 216 UEFA 2014 - DECIMA 217 UEFA 2014 - DECIMA 218 UEFA 2014 - DECIMA 219 UEFA 2014 - DECIMA 220 UEFA 2014 - DECIMA 221 UEFA 2014 - DECIMA 222 UEFA 2014 - DECIMA 223

 

Secuencia del 4° gol
Un penalty innecesario que no debio haber sido


UEFA 2014 - DECIMA 225 UEFA 2014 - DECIMA 226 UEFA 2014 - DECIMA 227 UEFA 2014 - DECIMA 228 UEFA 2014 - DECIMA 229 UEFA 2014 - DECIMA 230 UEFA 2014 - DECIMA 231 UEFA 2014 - DECIMA 232 UEFA 2014 - DECIMA 233 UEFA 2014 - DECIMA 234 UEFA 2014 - DECIMA 235 UEFA 2014 - DECIMA 236 UEFA 2014 - DECIMA 237 UEFA 2014 - DECIMA 238 UEFA 2014 - DECIMA 239 UEFA 2014 - DECIMA 240 UEFA 2014 - DECIMA 241 UEFA 2014 - DECIMA 242 UEFA 2014 - DECIMA 243 UEFA 2014 - DECIMA 244 UEFA 2014 - DECIMA 245 UEFA 2014 - DECIMA 246 UEFA 2014 - DECIMA 247 UEFA 2014 - DECIMA 248 UEFA 2014 - DECIMA 249 UEFA 2014 - DECIMA 250 UEFA 2014 - DECIMA 251 UEFA 2014 - DECIMA 252 UEFA 2014 - DECIMA 253 UEFA 2014 - DECIMA 254 UEFA 2014 - DECIMA 255 UEFA 2014 - DECIMA 269 UEFA 2014 - DECIMA 270 UEFA 2014 - DECIMA 271 UEFA 2014 - DECIMA 284 UEFA 2014 - DECIMA 300

El Real Madrid logró su preciada décima Copa de Europa después de imponerse en el estadio Da Luz de Lisboa ante un Atlético a quien le pasó factura el desgaste físico sufrido durante toda la temporada. Los de Simeone acariciaron la Champions durante 93 minutos, pero un gol de Sergio Ramos en el descuento permitió a los de Ancelotti desquitarse en la prórroga. Hacía doce años, desde la final de Glasgow en 2002, que el madridismo vivía obsesionado con ganar su décima Champions.

Diego Simeone arriesgó alineando a Diego Costa de inicio. El delantero parecía haber protagonizado una recuperación milagrosa, sin embargo al entrenador argentino le bastaron nueve minutos de partido para darse cuenta de que Costa no estaba al cien por cien y decidir cambiarlo por Adrián.

La recaída del hispano brasileño sentó como un jarro de agua fría para la afición colchonera. En cambio, la salida del jugador coincidió con la fase de mayor dominio del Atlético hasta ese momento de partido. Esa superioridad era una trampa. En Lisboa se enfrentaban dos equipos que se sienten cómodos al contragolpe, por lo que Carlo Ancelotti intentó neutralizar el peligro de los colchoneros con espacios, dejando que fueran los atléticos los que cogieran las riendas del partido.

Pero la presión de la final, los nervios y los problemas musculares de algunos jugadores clave pasaban factura a lado y lado del campo. En el caso del Madrid, por ejemplo, Khedira notaba la falta de actividad de los últimos meses. Tampoco Cristiano mostraba su mejor versión en la primera parte. Sin embargo, incluso a medio gas el portugués puede generar peligro como demostró cuando pasaba media hora del inicio del partido. CR7 aprovechó un error de Tiago a la hora de sacar el balón desde la defensa, el portugués vio a Bale en carrera y le tiró un desmarque milimétrico. Su disparo salió ligeramente desviado, pero fue la ocasión más clara del Madrid en toda la primera mitad.

GODÍN, EL HÉROE COLCHONERO

El Atlético, a pesar de tener el balón, a penas había chutado a la portería de Iker Casillas en la primera media hora. Pero la apisonadora atlética nunca descansa y un error frente a los del Cholo puede ser letal. Casillas lo recordará toda la vida. A la salida de un córner, Godín peinó de cabeza desde el punto de penalti, cogiendo al portero descolocado a media salida. El jugador pasará a la historia del Atlético por su gol en la final de Lisboa, que recordó al de hace una semana en el Camp Nou que valió una Liga para el Atlético.

El gol del uruguayo no cambió el rumbo del partido. Ni siquiera tras el descanso. Simeone se encargó de alentar por partes iguales a su equipo cuando bajaba la intensidad y a la afición cuando cesaba en sus cánticos.

APARECE EL MIEDO ESCÉNICO

Los minutos no pasaban en balde para los colchoneros. El cansancio y sobre todo el miedo escénico empezó a agarrotar las piernas de los jugadores del Atleli a medida que avanzaba el partido.

El Madrid se volcó al ataque y echó atrás a los de Simeone que renunciaron a la pelota y al juego, se limitaron a encerrarse en su propia área y sacar balones a la desesperada. Las grandes virtudes defensivas del conjunto del Manzanares volvieron a ponerse de manifiesto en Lisboa. Pero ni un equipo tan sólido como el del Cholo fue capaz de frenar la tromba madridista.

Pasaban tres de los cinco minutos del tiempo de añadido, cuando Sergio Ramos obró el milagro para el Madrid. Había estado avisando el conjunto madridista, hasta que de tanto intentarlo el gol acabó por llegar. Modric botó un córner, Ramos saltó con el corazón y picó el balón justo al rincón de la portería al que Courtois no podía llegar.

EL DESGASTE SENTENCIA AL ATLETI

Los noventa minutos de desgaste, después de una temporada tan larga, pasaron factura en las piernas del Atlético. Sin fuerzas para salir a la contra, con un Juanfran mermado por una torcedura de tobillo, el equipo cargado de tarjetas y con los tres cambios agotados, los minutos no pasaban para los de Simeone.

El Madrid dominaba sin problemas, dando la sensación que el gol de la sentencia estaba al caer. Y así fue. Di Maria se fue sin problemas de sus dos marcadores, se internó en el área y colgó el balón para que Bale rematara de cabeza (110’) y explotara el éxtasis merengue.

Marcelo y Cristiano Ronaldo (que solo pudo marcar de penalti innecesario cuando ya se había llegado al tiempo reglamentario) pusieron el colofón a la fiesta del Madrid, ante un Atlético totalmente abatido.