Un Nuevo Partido Politico con “Vision Social” en El Salvador


La irreverentemente irreverente forma en que te trata la vida algunas veces, sin que siquiera te des cuenta o que siquiera quieras darte cuenta de ello

No se trata de un sentimiento de desaliento sino más bien de la falta de aliento que produce la odisea carnavalesca del entorno político eleccionario de la tristemente denominada Tierra del Pulgarcito de América, mi nada distinguida Republica de El Salvador

La épica de las revoluciones populares trata de mantenerse vigente dentro de un entorno mundial de multiculturalismo ideológico, en el que verdaderamente lo que prepondera es el mercado de ideas globales que se despliegan flagrantemente y sin censura a través de la Internet.

Esa es la nueva biblia popular (nótese la minúscula b). Y esa épica aplica únicamente a un puñado de tristemente y nada celebres nichos de consentidores simpatizantes y entumecidos cerebros de lo que se denominan correligionarios.

La verdadera épica que debería aplicarse a gente que necesita alimento, medicinas, hogar, educación, trabajo, justicia social, paz, recreación, descanso, jubilación, equilibrio social, gobierno, colaboración, satisfacción, plenitud, entrega, colaboración, atención, cuido, esmero, protección, salvaguarda, sostenibilidad, creatividad, realización del individuo, herencia, cultura, dinámica social, armonía, tutela, formalidad, financiamiento, desarrollo, productividad, desarrollo tecnológico, orden vial, infraestructura, ornato, planificación, suministro energético, agua potable, cultivos, desarrollo de lo urbano, desarrollo rural, ganadería, caficultura, piscicultura, montañismo, ecología, justicia ciudadana, turismo, bonanza económica, religiosidad, salvaguarda de la cultura, conservación de los orígenes, relaciones internacionales, relaciones interculturales, aprendizaje de nuevas lenguas, desarrollo del emprendedurismo, artes, deporte, … , y todo otro universo de incontables aspiraciones sociales que todos los gobiernos deberían, sino proveer, al menos aspirar a tratar de cubrir la mayoría de ellos en sus planes de gobierno.

De eso se trata formar partidos políticos, no? Se trata de crear  entes jurídicos capaces de tener “Visión Social” y no “Visión de mi Bolsillo”

Pero cuando antepones amistades, ideologías, compadrazgos, subterfugios y todo tipo de benevolentes artimañas legales y no legales para favorecer a tus malentendidas elites, es ahí donde fracasa el pueblo como pueblo al no contar con entes político sociales que trabajen en función del pueblo y no de sus miserables institutos políticos cuya única visión es al de rellenar con la plata ajena sus bolsillos.

¿Por qué debe un ministro tener acceso a derechos y dadivas, prebendas y beneficios indignos de quien ostenta un cargo público: seguridad, sirvientes, séquitos, esclavos, choferes, vehículos, exenciones tributarias, viajes, viáticos, seguros ostentosos, salarios estratosféricos, inmunidad, combustible  y toda una serie e insensatas insensateces?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s