Eyaculación u Orgasmo Masculino … ¿placer, amor, sexo, lujuria, deseo, pecado … o qué? (Part Two)


Una reflexión cuya autoría pertenece a Carlos N. Porras.

Se agradece la colaboración desinteresada de varias personsa entre las que vale la pena destacar a Don Alejandro Alas de cuyos aportes estaré efectuando ajustes al texto que a continuación se presenta.

(El presente análisis se formula desde una perspectiva de un hombre heterosexual. )

Mucho se ha escrito sobre sexo, pero difícilmente he encontrado un planteamiento similar al que estoy a punto de exponer a ustedes:

¿Es para el hombre una eyaculación el equivalente de un orgasmo masculino?

Sin lugar a dudas que muchas mujeres y también hombres l dirán que sí, pero no hay nada más lejano a la realidad

Abordaremos el tema desde varias perspectivas. Por supuesto que no todas las alternativas son incluyentes o excluyentes entre sí. Es posible que, según sea el caso, hayan diversas combinaciones de pensamientos que usted piense que puedan aplicar a cada caso en particular.

  1. 1.       Intensidad del orgasmo

¿Es una eyaculación un orgasmo? … la respuesta es definitivamente un  ¡No!

Eyacular per-se es una sensación mayormente gratificante pero no necesariamente implica que quien lo experimenta sienta placer. Es más, se puede experimentar placer sin necesidad de una eyaculación.

La intensidad de un orgasmo está más bien relacionada a la simbiosis que pueda existir en el momento culmen de la relación con tu pareja.

Muchas veces sucede que hay condiciones de entorno, en tu pareja o en la interioridad del individuo que no le dejan sentir una sensación completa de placer al eyacular, o más bien dicho, en el momento en que un orgasmo se debería desencadenar.

Ruidos, canciones, programas televisivos, mala condición físicas, poca compenetración con lo que estás haciendo, negocios, trabajo, pleitos, celos, religiosidad,  exceso de posiciones artísticas, preocupaciones, infidelidad, monotonía y falta de creatividad, familia, hijos, enfermedades, viajes, sueños frustrados, resistencia a la penetración anal, tentaciones, faltad e concentración, eyaculación precoz, mal aliento, alcoholismo, no querer practicar sexo oral, drogas, discomfort con el lugar, alergias, malos olores, miedos, falta de erección (no digo disfunción eréctil, que es otro tipo de problema), celos, revanchismo con tu pareja, venta del cuerpo, cumplir un requisito, falta de amor, faltad e atracción por la pareja, ganas de hacer pipi o pupu, dolor en la uretra, mal de orín, miedo a dejar escapar un pedo, tiempo (echar uno rapidito), disminución de la capacidad eréctil, exceso de relaciones sexuales el mismo día, falta de dinero, saber que con esa persona no existe n existirá ningún vinculo posterior, promiscuidad, búsqueda de poder, prostitución, descaro, uso de lenguaje obsceno, y muchísimas otras más.

Entonces, si eyaculas y no estás en plena sintonía, si no estás completamente abandonado y entregado a tu éxtasis, entonces tu eyaculación no ha sido más que una función corpórea que se produjo y llegó a su fin por aspectos físicos y anatómicos más no por el máximo placer que emocionalmente deberías haber sentido.

Eso implica que hay varios niveles de placer y que no necesariamente los mismos obedecen a la situación de eyacular.

  1. 2.       Eyaculación precoz

El viejo enemigo del placer y del ego de muchísimos hombres.

Este depredador fundamenta su trabajo en despedazar inmisericordemente las entrañas de quienes han tenido a bien invitarle inadvertidamente a sus vidas. Su aliado principal es la ignorancia y la mala educación en materia sexual del individuo. Raramente se trata de una deficiencia física o algo congénito.

Se trata más bien de “no saber canalizar adecuadamente una erección”

Muchas veces, de muchachos, los hombres que han planificado tener una velada romántica con sus chicas se “preparan” contra esta potencial adversidad.

¿Cómo? Masturbándose. Hay un viejo paradigma que dice que “la segunda vez se dura más”.

Así que los jóvenes ávidos de experimentar placer (léase bien: de experimentar placer, no de dar placer) se preparan para una jornada maratónica de sexo. La meta es “aguantar lo más que se pueda” … y la mujer … ¡que se pudra!

Esto última frase no es derogatoria hacia la mujer sino al tipo de asno del que estamos hablando, a quien únicamente l interesa saciarse él mismo. La mujer, aunque usted no lo crea, no existe para él y la usa como quine usa un martillo o un taladro: para que cumplan su función.

¿Cómo me puedo atrever a decir semejante barbaridad? Bien, muchas mujeres me podrán dar la razón al responder la siguiente pregunta:

Luego que el hombre haya “terminado” y que ella no haya sentido siquiera el más mínimo indicio de placer, pero que por amor o por apoyo a su pareja ha decidido dar lo mejor de sí en esa generalmente efímera tarea, entonces pregunto ¿Cuántos hombres son capaces de no darse la vuelta inmediatamente y echarse a dormir?, ¿Cuántos hombres se preocupan de ti luego de haber eyaculado? ¿Te acarician?, ¿Te dicen cosas lindas?, ¿Te dicen cosas tiernas?, ¿les importa que tu hayas recibido placer? ¿O actúan simplemente como que tu no existieras?

Entonces, la eyaculación precoz es la válvula de escape a una ansiedad o deseo perverso, malintencionado de poseer a como sea a tu potencial pareja.

Muchas veces esto es algo que va acompañado con la falta de experiencia y de una edad bastante joven de la vida, en cuyo caso, desafortunadamente, deja una huella imborrable en quien lo haya experimentado, trastornándole cual daga apuñalada en el corazón todo el futuro sexual de la persona.

Una eyaculación precoz, si no va acompañada de una mala fama, pues generalmente dicho suceso no pasa desapercibido, le cuentas a alguien o alguien cuenta, es una carga emocional bastante difícil de digerir y de lidiar con.

  1. 3.       Influencia de los medios en la vida sexual

 Con la invasión en la televisión del cable y debido a una orientación más agresiva de los medios en sus programas populares, ahora la connotación sexual va implícita hasta en programas de niños, telenovelas, series animadas, series familiares, películas, inclusive en los anuncios, etc.

 A esto debemos agregar la piratería, la Internet, las redes sociales, los chats, videojuegos, y muchos otros tipos de publicaciones digitalizadas.

 Nuestros niños y nosotros mismos, como entes de la sociedad, estamos sometidos a un constante bombardeo con contenido sexual.

 Esto quiere decir que deberíamos enseñar a nuestros hijos, en general esto debería ser difundió a todo el mundo, a que una relación sexual tiene una importancia mayúscula en nuestras vidas, que puede ayudarnos a construir ya a la ve a destruir, a nosotros y a los demás.

  1. 4.       Plena satisfacción

Para dejar de lado el sentido negativo de esta ponencia, voy a adelantarme hasta lo que debería  ser la conclusión del presente escrito, pero debo ser generoso conmigo mismo y con mi audiencia en el sentido de orientar esta reflexión desde un punto de vista positivo.

Una relación sexual es algo digno, bello, espectacular, exhaustivo, exultante, complaciente, recíproco, tierno, sensual, enérgico, pletórico, creativo, … y por supuesto, algo que en su más estricto sentido está ligado a la idea de perpetuar la especie, a consumar un mandato divino, a dar vida … es algo entonces:  ¡divino!

Por ende, debe buscarse que ese torbellino de pasión desemboque no solo en una eyaculación tal cual primates sino en algo en que haya existido entrega hacia tu pareja, esmero en sentir y dar placer, armonía, de crear un caudal de sentimientos hacia tu pareja y ser amables y cariñosos con esa persona una vez concluido el coito, hacer prevalecer a esa otra persona sobre la nuestra, de sacrificarnos y extendernos más allá de nuestros propios límites para dar placer ilimitado.

Tenemos que hacer sentir a esa persona querida, de hacerle saber qué cosas nos gustan y cuáles no, de fomentar el uso de las posiciones que más convengan a los dos, de preocuparnos de decirle las cosas que sabemos le gustaría oír, de ser osados y promover nuevas experiencias que enloquezcan a los dos, de acariciar a nuestra pareja d la forma que le gusta que lo hagamos, de decirle a nuestra pareja la forma en la que nos gusta que nos acaricie, … en fin … de conocerse mutuamente en las lides del placer, que el orgasmos se la meta común y que éste sea producido en un momento común, aunque la mujer es capaza de experimentar múltiples orgasmos en una relación.

Sin embargo, el éxtasis máximo de la pareja se produce cuando hay un último momento de convergencia en el desborde de la pasión: un orgasmo común el momento que el hombre eyacula.

Y es que luego de este momento “el macho” debe aprender a entender que aunque haya existido placer inmenso, la mujer generalmente experimenta un deseo intenso de ser “”amada”, no poseída.

A la mujer le gusta que le digan cosas, bellas, que la acaricien tiernamente, que ele recten versos, que la atienda, sentir tu aliento junto a ella, que la beses, que la mimes, … que la hagas sentir “que es amada”

  1. 5.       Sentimientos

En  lo particular creo que este tipo de placer intenso se produce única y exclusivamente cuando hay sentimientos auténticos hacia la otra persona.

Cuando se ama no hay restricciones para aceptar que esa persona amada importa más que yo y que yo me debo a ella.

El amor no es egoísta cuando es auténtico

  1. 6.       Masturbación

La masturbación se ha malinterpretado casi por regla general, inclusive se considera algo pecaminoso, nocivo, vil, depravado, sucio y hasta sacrílego.

En realidad la masturbación viene acompañada por un sinnúmero de variables: físicas, emocionales, coyunturales, fisiológicas, profilácticas, curiosidad, lujuria, … y desconocimiento.

Cuando a un hombre, a temprana edad se le presenta el fenómeno de erecciones espontáneas, tiende pues a saciar su curiosidad “tocándose” y dicha situación desemboca en que el tocarse y frotarse casusa una sensación exuberante, intensa, agradable y por supuesto que con el devenir de múltiples ocasiones en que se experimenta esta situación, condicionado muchas veces con lo que oyes de tus compañeros, te llevan a culminar el acto, a terminar … ¡ a eyacular ¡

Wow … y es que esa sensación es intensa, fulgurante y … ¿prohibida?

A esa edad no sabes y te dejas llevar por todo. Aprendes, te enseñan o deduces que la erección está asociada a “la mujer” … y buscas una … generalmente en la forma de “revista”

La masturbación se ejecuta pues en compañía de una mujer … fotos de mujeres desnudas o en poses atrevidas. Eso alimenta tu libido y te hace sentí que la erección es normal pues el deseo esta representado en esas fotos de mujeres.

Se supera pues la etapa de “erecciones al vacio” y se complementan con el deseo de “eyacular con placer” pues tae hace a la idea de que culminas tu labor con una compañera.

Y ¡ojo! .. aunque al lector le resulte difícil de digerir, esta “compañera fiel”, tu mano, se convierta a perpetuidad en “tu compañera de vida”, aunque después tengas novia, te cases, etc. Te acompaña el resto de tu vida.

¿Es esto algo perverso? Por supuesto que no. Sobre esto hablaremos más detenidamente más delante

  1. 7.       Eyacular por eyacular y eyacular como descarga física

Muchas veces tu organismo requiere purgarse. Necesita eyacular … sin compañía. Es algo que sabes que tiende que darse per-se … lo sabes y punto.

Este tipo de masturbación no persigue placer sino eyacular. Tan simple como eso: eyacular por eyacular.

Bajo esta circunstancia, no requieres foto, ni tener una erección no deseada. Tu mismo la provocas … sabes que tienes que eyacular, aunque no sabes ni porque, ni para que, ni nada … es despersonalizado, lo haces y punto, ya .. te bañas y te vas a trabajar o a estudiar o a lo que sea.

No hay éxito, ni culpa, ni remordimiento … nada. Solo sabes que tenías que hacerlo y ya! Punto.

  1. 8.       Ganas de estar con la mujer luego de eyacular

¿Estaremos los hombres inculcados  con la idea de que nuestra pareja merece el mejor trato y disposición luego de una relación sexual?

¿Sabemos lo hombres que tenemos que educarnos y aprender a ser tiernos, cariñosos, comprensivos, humanos, desprendidos y más dignos en lo que me he dado en denominar como “la relación después de la relación”?

Ese ínterin es más importante para la mujer que la relación misma. La puede hacer sentir, sino amada, plena.

Una mujer amada de esta forma, no como instrumento sino como mujer, indudablemente que sería tu pareja por siempre, te apoyaría, .. daría la vida por ti, daría la vida por ser tu mujer, por someterse a ti, por respetarte como cabeza de familia, de honrarte y de hacerte feliz.

Por consiguiente, se esperaría que tu estuvieras dispuesto ha hacer lo mismo por ella y de asumir tu rol de hombre y no solo de macho.

  1. 9.       Desconocimiento de dar placer a su pareja

Otro hecho importante que muchos hombres desconocen es que la mujer no necesariamente requiere que un hombre tenga la cosa “parada” para darle placer.

El hombre también debe aprender a “jugar sin pelota” como se dice en el futbol.

Jugar si pelota en el campo del amor consiste en saber provocar a tu mujer ya  darle placer con caricias sensuales, en los lugares indicados, de la forma que a ella le gusta.

Cuando la mujer sabe que tu ya has “terminado” y ella aún no ha podido terminar, estás en la obligación de ayudarla a lograr su éxtasis. Y no dudes que la mujer te va a ayudar a lograrlo, pero tienes que estar ahí, tienes que estar dispuesto ha hacerlo, tienes que abandonar tu mísero egoísmo y darlo todo por ella, darte todo por ella.

  1. 10.   Confusión con que no se te pare al ver  mujeres desnudas

Hay aspectos que también frustran a los hombres, cuando por supuesto no están educados.

El macho latino cree que con tan solo ver unas bragas, unos pechos desnudos, una fotografía erótica, de verle las piernas cruzadas a una mujer, de bailar pegado con una hembra … obligatoriamente se te tiene “que parar” y si no, no eres macho.

Y muchos hombres sufren por eso, y por eso es que muchos hombres gastan sus energías sexuales innecesariamente.

“Si se te tiene que parar ojala y se te pare en el momento indicado” y no tengas que recurrir a Viagra y similares para logarlo.

Que triste es que “se te pare por nada” o que te obligues a que se te “pare” por nada.

  1. 11.   Machismo

El machismo e una de las cosas estúpidamente difundidas y menos entendidas.

¿Qué es el machismo en sí?

Se entiende que los machistas son hombres abusivos y prepotentes de su condición de machos y que por ende superponen su poder sobre el sexo débil

Y muchos lo creen así. Que el más macho es que qué mayores niveles de testosterona se maneja, el que tiene mejores abdominales, etc.

A los hombres más machos se les atribuye tener “miembros grandes” y hasta hay apuestas en los baños para verificar el tamaño.

Claro que hay razas y castas que dominan este apartado. Hay tipos con “penes extra largos” y son sin lugar a dudas los reyes, …es todo un honor que a la vox populi te llamen con apodo e “El Burro” …y sin embargo, a pesar de esas muestras elocuentes de poder físico, el machismo no necesariamente está ligado a esta categoría.

Sucede que hay “burros” homosexuales y a los mismos, a pesar de que puedan disponer de tales atributos, nadie les considera “machos”, si se saben sus tendencias.

El machismo pues, más que una forma de denotar la prominencia de tus partes genitales está más ligado a  una actitud abusiva y de poder.

O sea que hay hombres machistas de todos los tamaños, colores, alturas, razas, nacionalidades, tendencias, religiones, profesiones, culturas, etc.

El machismo es una forma de abuso en que, generalmente, un macho inseguro trata de hacer prevalecer su apariencia o su fuerza, o su poder, para intimidar a los demás, sean del genero que sean. El machismo reclama preponderancia y poder.

1 pensamiento sobre “Eyaculación u Orgasmo Masculino … ¿placer, amor, sexo, lujuria, deseo, pecado … o qué? (Part Two)”

  1. Jonathan Nolasco dijo:

    Muy interesante este análisis del orgasmo masculino que nada tiene que ver con la eyaculación, al igual que esta puede venir sin el orgasmo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s